Epílogo madrileño y final del blog

noviembre 19, 2009

Ya hace casi cuatro semanas que volví de Mi Gran Viaje. Y aun sigo descolocado. No tanto como la primera semana, que fue un autentico flipamiento continuo, un solemne “jet lag vital”, mi cuerpo estaba aquí pero “mi espíritu” (entendiendo este metafóricamente y no metafísicamente) aun seguía con la mochila al hombro, pateando ciudades y cogiendo autobuses por América del sur. Parte de mi aun no había vuelto, y aun hoy me falta un cachito.

(La Gran Vía madrileña vista desde uno de mis cafés fetiches, y secretos.)

Y fue curioso volver donde siempre pero contemplarlo como un lugar nuevo, como una ciudad más del viaje, la última. Y flipabas con las pequeñas cosas que no recordabas, los pequeños detalles cotidianos olvidados, y era entrañable, y te sorprendías por todo. Pero lo más bonito fue reencontrarme con mi familia y mi gente. Fue muy emocionante la llegada y los reencuentros, la acogida, los besos y los abrazos. Llegue a las seis de la mañana a Madrid y mi familia me fue a buscar al aeropuerto y después me dieron un desayuno sorpresa con toda la familia, que estaba escondida en casa, un pedazo de desayuno familiar con sus porras y sus churros, su chocolatazo, y su tomatito rayado para untar en pan con aceitito de oliva… Ah! y en la puerta de casa habían colocado una flecha amarilla, la última de Mi Gran Viaje.

Algo divertido de los reencuentros fue que me di cuenta de que el viaje es una cosa tan grande que no cabe en una pregunta ni tampoco en una respuesta. Y es que me encontraba con mi gente y después de los saludos y besos de rigor se quedaban un poco parados y me decían – Bueno, ¿y… qué tal?- y yo acababa respondiendo –Pues… bien-, y si acaso añadía –contento-, y ahí se quedaba la cosa del viaje, luego hablábamos de lugares y personas comunes, aunque había muchos que te decían eso de –que suerte, que gran experiencia-, esta ha sido la expresión más repetida junto a la pregunta de ¿Cuál ha sido el país que más te ha gustado durante el viaje?, a lo que yo respondía rotundamente que la India. Es complicado preguntar por un año de vida tan inusual y es muy difícil dar una respuesta que abarque trece meses de viaje y de vida.

(Pintada reveladora en la esquina de la calle Santa María con Costanilla de los Desamparados, barrio de Las Letras.)

Y también me reencontré con mi Madrid. Ese Madrid que huele a bocata de calamares y a café con leche en vaso de caña. Volví a mis calles. Unas calles donde se respiraba esa dureza urbana típica de la vieja Europa. Ya no me acordaba del estrés, de las prisas compulsivas y de “los replicantes con los esfínteres apretaos”, y de lo aburridos que somos los europeos, se acabaron los colores vivos y alegres, todo se inundo de abrigos oscuros y urbanitas sofisticados de líneas rectas. Aquí hace tiempo que la espontaneidad sucumbió a lo políticamente correcto, a la pose y al estatus, lamentablemente cada vez somos más europedos y menos ibéricos, menos nosotros, menos sur.

Y además me encontré con una sociedad muy tristona y negativa con todo el tema de la crisis y la corrupción política. Junto a la habitual rutina se palpa en el ambiente el miedo a perder el trabajo por la jodida crisis, o a no encontrarlo. Las cosas nunca fueron boyantes por aquí pero ahora aun van peor, aunque yo ya he decidido aislarme de todo ese runrún pesimista y catastrofista de fondo, hay mucha neura y mucho miedo inyectado mediáticamente. Una nueva gripe A. Y es que para alguien que ha recorrido países tan pobres como la India te cuesta encajar la idea de crisis en medio de toda nuestra opulencia material. Ya se sabe que viajar relativiza, y el viajero siempre fue y será un peligroso mensajero de realidades lejanas que pone en duda los paradigmas locales.

(Calle de Santa María, en el barrio de Las Letras, quizás mi calle favorita de Madrid.)

Resumiendo, se podría decir que los primeros días de la vuelta fueron una mezcla entre el shock por el cambio radical de vida y el disfrute de la situación excepcional que supone volver a tu ciudad después de trece meses de viaje. Lo recomendable, y lo mejor, es relajarse y disfrutar de todas esas sensaciones y situaciones, no oponerse, eso, y mucha paciencia con el futuro inmediato. Ir paso a paso, poco a poco. Aun así, todavía siento que debe “reposar el arroz” de todo lo que me ha ocurrido durante este último año. En el fondo aun no se qué ha significado este viaje para mí, me falta perspectiva. Ya veremos.

Pero estas últimas cuatro semanas han tenido más cosas a parte de la vuelta del viaje y los reencuentros. También llego Roberta a Madrid y nos fuimos directamente a vivir juntos, otro viaje, ya hemos encontrado un apartamento muy cuco en el centro. Y yo me he matriculado en la universidad. Y ya estamos buscando los dos trabajo. Como veis son muchas cosas en muy poco tiempo y esto ha hecho que el viaje se vaya disipando y archivando aun más rápido. Ya es pasado. Ley de vida. Solo quedaba acabar el blog.

(Una de las grandes sorpresas de la vuelta. Este libro de la foto es el regalazo que me hizo mi amiga Carmen, con la ayuda de Rafa. Y es nada más y nada menos que el blog, este blog que estas leyendo y que ahora termina, impreso sobre papel, casi nada, menuda sorpresa y menudo detallazo. Me emocione un monton cuando de repente tenia fisicamente entre mis manos Mi Gran Viaje. Una foto del blog en el blog.)

Bueno, pues la presente entrada es la última entrada de blog y el último retazo del viaje. Se acabo. ¡Que penita! Parece mentira. Ha sido más de un año de crónicas y fotos, de relatos, vivencias y encuentros, de reflexiones y experiencias, de lugares y descripciones. Y ha sido un placer. He disfrutado mucho escribiendo este blog, no esperaba tanto, ha sido un viaje paralelo y ha sido un lugar donde he aprendido muchisimo. Y ha sido un placer compartirlo con tod@s vosotr@s, tanto con los que habeis participado activamente con vuestros comentarios como con los que habeis seguido el blog más intimamente. A todos os quiero dar las gracias por vuestra compañía, complicidad, calor y cariño.

Pero aunque este blog termina yo no termino con los blogs. He encontrado en el escribir una herramienta de expresion y de placer que voy a seguir cultivando. Si hay gente que toca en un grupo, pinta o hace ceramica, yo escribo, y además escribo en blogs, un marco donde escribir es algo más que escribir, es también compartir. Asi que del vientre de este blog nace un nuevo blog, que antes eran dos sonrisas (todo esto definitivamente de momento, por supuesto(: y se llamará “La Sonrisa del Laberinto” http://lasonrisadellaberinto8.wordpress.com/ , un nuevo cuaderno de bitacora para un nuevo viaje, un viaje al centro a través de una geografia por escribir y describir. “La Sonrisa del Laberinto” se esta creando aun, sigue en construcción y sin palabras. Asi, que este adios puede ser un hasta luego. De nuevo, gracias a tod@s. ¡Nos vemos en los blogs!.

¡Besos y abrazos para tod@s! ¡Buen camino!

San Fernando de Henares, Madrid, 18 de noviembre del 2009.

Mapa e itinerario final de Mi Gran Viaje

noviembre 17, 2009

Esta entrada es de resumen y era necesaria. Reduce Mi Gran Viaje de trece meses de duración a unas pocas líneas trazadas en un mapa y a un pequeño listado de países y nombres, parece mentira. Como podeis comprobar para la realización del mapa he utilizado los últimos avances técnicos. Espero que toda esta información ayude a l@s futur@s viajer@s. 

Mapa final de Mi Gran Viaje

(Para ampliar el mapa pinchar sobre la foto)

Itinerario final de Mi Gran Viaje

España – Madrid > India > Delhi > Kahurajo > Delhi > Risikhes > Gudaipur > Nepal > Pokara > Vuelta a los Annapurnas > Pokara > Katmandhu > India > Benares > Jodhpur > Udaipur > Bombay > Aurangabad > Bombay > Playa de Arambol (Goa) > Pamjim (Old Goa) > Hampi > Playa de Kudle (Gokarna) > Fort Kochin > Kottayam > Alappuza > Quilon > Kanyakumary > Madurai > Trichy > Pondicherry > Mamallapuram > Chennai (Madras) > Tailandia > Bangkok > Myanmar-Birmania > Yangon > Mandalay > Bagan > Kalaw > Nyaungshwe > Bago > Yangon > Tailandia > Bangkok > Camboya > Siem Riep > Sihanoukville > Ponh Pen > Vietnam > Saigon > Hoi An > Hue > Hanoi > Halong Bay > Sapa > Laos > Oudomxay > Luang Prabang > Vientiane > Don Det > Tailandia > Bangkok >  > Taiwan > EEUU > Los Angeles > México > México DF > Colima > Patzcuaro > Angahuan > San Cristobal de las Casas > Palenque > Mérida > Chichen Itza > Cancun > Tulum > Chetumal > BelizeGuatemala > Ciudad de Guatemala > Antigua > Chichicastenalgo > Panajachel > Honduras > Copan > Tegucigalpa > Nicaragua > León > Granada > Ometepe > Costa Rica > San José > Panamá > Ciudad de Panamá > Colombia > Capurgana > Cartagena de Indias > Venezuela > Caracas > Puerto Colombia > Ciudad Bolivar > Mérida > Colombia > Pamplona > Bogota > La Tebaida (Armenia) > Popayan > Ecuador > Tulcan > Quito > Riobamba > Cuenca > Perú > Tumbes > Trujillo > Lima > Cuzco > Ollantaitambo > Machu Pichu > Cuzco > Arequipa > Lima > Puno > Bolivia > Copacabana > La Paz > Sucre > Potosí > Uyuni > Tour por el Salar de Uyuni y las lagunas altiplánicas > Chile > San Pedro de Atacama > Argentina > Salta > Paraguay >Asunción > Encarnación >Argentina >Iguazú > Buenos Aires > Uruguay > Montevideo > Argentina > Cordoba > Mendoza > Chile > Valparaiso > Santiago de Chile > Argentina > Mendoza > Rio Gallegos (Patagonia) > Calafate > Chile > Punta Arenas > Argentina > Ushuaia > Buenos Aires > España – Madrid.

¿Cuanto me gaste en mi vuelta al mundo?

octubre 30, 2009

A continación os especifico los gastos totales y finales de los trece meses que ha durado Mi gran viaje. Estos datos finales son el fruto de mucho trabajo durante el viaje tanto recopilando información como apuntando todos los gastos. A continuación de los gastos finales especifico el gasto medio por día en los distintos países por los que ha transcurrido el viaje, es el gasto medio en comida, transporte, alojamiento y varios (pequeñas compras). También podéis consultar los gastos parciales del viaje en las entradas del blog: Datos Prácticos del Viaje I, II, III, IV y V, a las que podéis acceder directamente pinchando en Datos Prácticos del Viaje en el índice de contenidos (margen derecho del blog).

Mi viaje tuvo un nivel de gasto bajo, es decir fui cogiendo los alojamientos y transportes más baratos, comiendo normal, casi no bebí alcohol y no realice casi gastos extras. Pero también es verdad que dentro de esta gama barata no me prive de nada que no fuera excesivamente caro, es decir visitas a lugares, tours, comidas y cenas puntuales. Es decir, se puede gastar aun menos perdiendo comodidad y “ciertos caprichos”, se puede ir mucho más cutre. Y pensad que cuanto menos os mováis en transporte menos gastáis, así que si tenéis poca pasta planificar moveros poco. También destacaría el tema del gasto por comisiones de cajeros, yo me llevaría bastante dinero en metálico desde casa para evitar al máximo los costes por comisiones, que al cabo de los meses son una barbaridad, te la juegas un poco pero ahorras una pasta, por ejemplo en Asia no habría problema, es muy segura, yo me llevaría 3000 euros en metálico mínimo (tenéis más información sobre este tema en Preparativos > Datos Prácticos del Viaje I). Y respecto a los datos que os proporciono, el dato principal que os doy es el “gasto total por mes” y el “gasto total por día”, para calcular el posible gasto y presupuesto de vuestro viaje solo tenéis que multiplicar vuestro tiempo por estas dos medias.

Cuando yo empecé a planificar mi viaje no conseguí esta información fundamental y tuve que proyectar el gasto en base a mis predicciones, muchas de ellas erróneas. Espero que toda esta información que aquí os brindo ayude a todas esas personas que estáis planeando Vuestro gran viaje, ¡ánimo!. Para cualquier duda que tengáis podéis escribirme al mail de contacto: migranviaje8@yahoo.es, será un placer ayudaros.

GASTOS DE VIAJE FINALES -TOTALES: Después de casi trece meses de viaje (391 días).

*Vuelos———————————————————–2111.83 euros.

-Madrid – Delhi (ida)——————————-460 euros.

-Chennai (Madras) – Bangkok (ida)—- 175.21 euros.

-Bangkok – Yangon – Bangkok————- 151.09 euros.

-Bangkok – Mejico D.F.(ida)————-— 744.51 euros.

-Panamá City – Tubuala (ida)————-—- 46.9 euros.

-Buenos Aires – Madrid (ida)———— 441.52 euros.

-Ushuaia-Buenos Aires (ida)————— 92.6 euros.

*Gastos en viaje (Alojamient+transport+comida+varios)–7603 euros.

-Por día————————————- 19.4 euros.

-Por mes———————————— 592.3 euros.

*Visados y tasas fronterizas——————————232.86 euros.

*Comisiones cajeros y cambio de moneda——313.68 euros.

*Varios————————————————-——395.74 euros.

-Billete de tren Machu Pichu——————————–93.2 euros.

-Billete de bus Santiago de Chile a Rio Gallegos——–110.44 euros.

-Compras necesarias antes del viaje (material de viaje)–100 euros.

-Compras necesarias durante el viaje (Por ej. guias)——92.1 euros.

*Seguro médico (Para 14 meses)—————————541.5 euros.

—————————————————————————————————-

TOTAL GLOBAL (casi trece meses)———————11198.6 euros.

TOTAL POR MES———————————————– 868.89 euros.

TOTAL POR DIA—————————————–——– 28.88 euros.

*Nota: Estos gastos no incluyen regalos ni compras personales.

GASTO MEDIO DIARIO EN VIAJE POR PAISES (Alojamiento+transporte+comida+varios)

Recordad que esta media por día solo incluye: Alojamiento, Transporte pequeño, Comida y Pequeñas compras varias. Y no incluye: Vuelos, Visados y tasas fronterizas, Comisiones de cajeros y por cambio de moneda, Compras grandes y necesarias antes y durante el viaje, Billetes de bus y tren especialmente caros, y Seguro médico.

India—————————–12.3 euros por día

Nepal—————————-18.5 euros por día

Tailandia————————20 euros por día

Birmania – Myanmar———-11.3 euros por día

Camboya————————22.4 euros por día

Vietnam————————-16.5 euros por día

Laos——————————14.7 euros por día

México————————–25.5 euros por día

Guatemala———————-17.2 euros por día

Honduras———————–17.5 euros por día

Nicaragua———————-15.6 euros por día

Costa Rica———————-17.5 euros por día

Panamá————————-20 euros por día

Colombia———————–16 euros por día

Venezuela———————-36.4 euros por día (al cambio oficial, en el mercado negro seria un tercio + o -)

Ecuador————————17.4 euros por día

Perú—————————-18.4 euros por día

Bolivia————————-18.3 euros por día

Chile—————————30 euros por día (+ o -)

Argentina———————30 euros por día (+ o -)

Uruguay———————–30 euros por día (+ o -)

Paraguay———————-17 euros por día

Final del viaje y vuelta a Madrid

octubre 22, 2009

Pues después de casi trece meses viajando alrededor del mundo ha llegado el final, Mi Gran Viaje se acaba. Mañana tomare un vuelo desde aquí, desde Buenos Aires, que me llevará hasta Madrid. Han sido trece meses al servicio de un viejo sueño y ha sido la mejor inversión en tiempo y dinero de toda mi vida. Trece meses de existencia nómada y mochila al hombro. Trece meses descubriendo y descubriéndome. Trece meses conociendo diferentes culturas y las maravillas que esconde nuestro planeta. Trece meses, veintitrés países y una vuelta al mundo. Trece meses donde me ha ocurrido de todo y casi todo bueno. Trece meses de inolvidables encuentros y de un montón de nuevos amigos. Trece meses donde he disfrutado del placer de viajar en soledad y en la mejor compañía posible. Trece meses donde he hecho lo que me ha dado la gana y cuando me daba la gana…

DSCN7436

Mi pasaporte y credencial, ahora parece más un album de cromos que otra cosa

Pero como contaba en una entrada anterior el ciclo viajero se acaba, podría seguir viajando mucho más pero ya no me apetece, me canse, como Forrest Gump, ahora quiero otras cosas, y me siento muy afortunado del hecho de poder elegir libremente dejar de viajar, igual que de poderlo haber elegido en su momento, en definitiva me siento muy afortunado, y más después de ver la cantidad de miseria y sufrimiento que asola nuestro planeta, pero este pensamiento no debería servirnos de autocomplacencia, sino de estimulo para trabajar en que las cosas cambien, ya no es cuestión de que otro mundo es posible, es que hay muchos mundos, y unos dejan en evidencia a otros, no hacen falta utopías para comprender porque la India es un infierno social y en Tailandia la gente vive, solo hay que comparar los países, su cultura y su historia, y todo queda claro, no hay más. El bienestar o sufrimiento de un pueblo es la resultante de acciones humanas concretas, todo depende de nosotros. 

 DSCN6216

¿Y como me siento ahora? pues como os dije cuando cumplí un año de viaje, me siento contento, satisfecho y cansado, y durante estos ultimos días me siento agitado, emocionado y con mucha ilusión por la vuelta, y también tengo una extraña serenidad combinada con una sensación de estar en la sala de espera a otra vida, como en una cuenta atrás con el estomago lleno de mariposas… Un viaje asi es como un reseteo en tu vida, una perfecta estación entre un tramo y otro, una ocasión única para estar con uno mismo y escucharse, cosa que no hacemos en la vida cotidiana. Viajar es un placer en si mismo pero también es una oportunidad para ser mejor y para hacer mejor las cosas, y esto motiva, al menos asi lo veo ahora, ya veremos cuando lleve varios meses en Madrid agobiado por el estrés y el trabajo, eso si encuentro, por cierto que si alguien sabe de algún trabajo para un integrador social que avise, o para una restauradora porque Roberta en pocos días también se viene para Madrid y ya anda buscando curro.

DSCN7584

Y a toda esa gente que se ha paseado por este blog y que tiene la ilusión de hacer algo parecido a lo que yo he hecho durante este ultimo año, les querría decir que se animasen, que merece la pena, que es una gran inversión en uno mismo, que no se van a arrepentir y que no es tan peligroso como parece antes de hacerlo, y que no es tan difícil, de hecho es sencillo, lo importante es tener ganas e ilusión, y tampoco es tanto dinero, un coche nuevo vale más del doble que este viaje y nadie se escandaliza cuando alguien se lo compra. Así que ánimo y pasad al otro lado del espejo, y si nos lo contáis mejor que mejor.

Bueno, pues el viajar termina en este blog pero el blog todavía no termina, tengo pensado hacer una entrada desde Madrid contando como ha sido el aterrizaje y como me he sentido, creo que puede ser interesante, así que habrá un epilogo madrileño y alguna cosita más. Así que todavia es un hasta luego. La próxima vez escribiré desde casa, casi nada!…

Camino de Santiago y al Finisterre de Ushuaia

octubre 19, 2009

En la ciudad de Borges me alojé en un hostel llamado Rayuela, un cocktail de bienvenida perfecto. En mi imaginario Buenos Aires siempre estuvo ligada al escritor de El Aleph, y lo gracioso es que la calle Borges, en pleno barrio de Palermo y donde esta el solar que albergó la casa de la infancia del escritor, desemboca en la bonita plaza Cortazar, una simetría de espejos muy borgiana. 

jorge-luis-borges

Jorge Luis Borges (1899-1986)

La ciudad me recibió con lluvia y viento a pesar de que ya era primavera pero eso no impidió que la pasease y recorriera de manera intensa: San Telmo, La Boca, Recoleta, Palermo, el centro… Es una de las ciudades que más deseaba conocer en este viaje, quizás tuviera una expectativa muy alta sobre ella, pero aun así me ha gustado mucho, dicen que se parece bastante a Madrid pero yo la veo un claro ramalazo a Paris, sobre todo en su arquitectura y tamaño, Madrid afortunadamente sigue teniendo algo del poblachon manchego de Galdos que se resiste a perder y que la hace universal, así que podríamos hablar de Buenos Aires como la Paris de América Latina, de hecho es su capital cultural indiscutible, a la limón con Ciudad de México, una Paris meridional aliñada con un aroma intenso al sur de Italia y a la España inmigrante de boina, exilio y maleta de cartón.

DSCN7568

Obelisco de la Avenida 9 de Julio

Mi idea en esta primera visita porteña era estar un puñado de días para ver el lado más turístico de la ciudad, el sota caballo y rey, eso y lavar ropa, descansar, escribir en el blog y planear el ultimo coletazo del viaje. Por cierto que descubrí una lavandería genial y muy rápida escondida en una callejuela de San Telmo, esta regentada por una simpática señora rusa con la que tienes que negociar la hora de entrega de la ropa, y que en apenas unas horas me dejaba la ropa inmaculada y con un olor intenso a canela, flipante, a estas alturas de viaje estas pequeñas cosas te emocionan. Y en este barrio de lavanderías de canela, en San Telmo, ha sido donde más tiempo he pasado, esta cerca de mi hostel y es el barrio que más me gusta de la ciudad, el que guarda el sabor que albergaban mis expectativas, las traicioneras expectativas que tanto te zarandean en el viaje. San Telmo es turístico pero mola, tiene unas calles llenas de contenido y de cafés de los de libro y ventanal, hay también buenos restaurantes donde he disfrutado de la carne argentina, el primer día me metí una pantagruélica parrillada acompañada con una Quilmes helada de tres cuartos con la que alucine y que me obligó a una siesta de Rayuela, el barrio también tiene muchas tiendas de antigüedades donde toda la gente pasea pero poca gente compra, el domingo ponen un rastro en la Plaza Dorrego, el corazón de San Telmo, es el rastro dominguero con más nivel que he visto nunca, y en la noche donde hubo tenderetes puedes ver tango callejero bajo los árboles de la plaza.

DSCN7561

Caminito, barrio de La Boca

DSCN7571

Barrio de Palermo, desde la calle Jorge Luis Borges

DSCN7583

Escultura de uno de los mausoleos del Cementerio de la Recoleta

En Buenos Aires tome un barquito que atravesando el Río de la Plata me llevo a la Republica Oriental del Uruguay, primero a Colonia, y desde allí en bus hasta Montevideo. Y si Buenos Aires vive de espaldas al mar Montevideo se mete de lleno en él. Apenas estuve dos días en la ciudad, y me cayo simpática, me gusto, sobre todo la Ciudad Vieja, una pequeña península con mucho sabor marinero, allí descubrí un bar precioso, de los que no se olvidan y ya no quedan, Café Bar Lorenzo, regentado por Jesús, un emigrante gallego de Santiago de Compostela, que no recuerda el nombre de la playa que aparece en una enorme fotografía que preside el local pero que tampoco le importa mucho, sentado en una de sus viejas mesas y pegado a uno de sus ventanales disfrute de un bocata de salchichón y de un café con leche como dios manda, mientras tanto fuera un temporal de lluvia barría la península de Montevideo. Y en Montevideo me quedo una espinita, no pude visitar por problemas de horario el Palacio Pittamiglio, una extraña y evocadora construcción al borde del mar construida por un enigmático arquitecto, Humberto Ponciano Pittamiglio Bonifacino, en donde aplicó sus conocimientos de alquimia y esoterismo, por lo visto el alambicado edificio en su interior alberga un premeditado laberinto lleno de salones, escaleras, esculturas e infinitos recovecos y puertas que no conducen a nada. Solo pude disfrutar de su exterior, una fachada constreñida por dos edificios modernos que tiene una imagen de la Victoria de Samotracia sostenida por una proa de barco que mira hacia el mar.

DSCN7599

Monumento a Artigas, Plaza de Independencia, Montevideo

DSCN7602

DSCN7606

Fachada del Palacio Pittamiglio

Y desde Montevideo empecé una especie de loco Inter Rail que atravesando Argentina me llevo hasta Chile, estos días lleve un ritmo muy rápido porque mi objetivo primordial era ahorrar el máximo de tiempo para la Patagonia y los últimos días en Buenos Aires, así que apreté el acelerador echándolo todo. De Uruguay me fui a Córdoba pasando la noche en el bus, y en Córdoba ni pase la noche, deje la mochila en la consigna de la terminal y me lance a ver la ciudad, una ciudad que no tiene mucho, así que en pocas horas se me agoto, y ¿entonces que hacer? estaba cansado y aburrido de la ciudad, y me quedaban bastantes horas hasta coger el autobús nocturno que me llevaría hasta Mendoza, pues al poco de darle vueltas al tema hallé la solución: irme al cine. Era barato, dos euros y pico por peli, tiene asientos cómodos y es entretenido, y hay palomitas!!… Así que perfecto, me trinque en plan sesión continua “El secreto de sus ojos”, muy muy buena, y la ultima de Almodovar “Los abrazos rotos”, que estuvo bien pero me repitió un poco. Salve la tarde. Y Mendoza tiene más que Córdoba pero tampoco tiene mucho, aunque si es verdad que es una ciudad muy agradable. Lo más destacable es que me aloje en un hostel donde daban vino gratis a los huéspedes, y además mazo de peleón, así que imaginaros, había un montón de mochileros borrachos superpasados, además el dueño era todo un personaje, fue divertido. Y de Mendoza, tome un bus que atravesando unos espectaculares Andes nevados me dejo en Valparaíso, la ciudad que más me ha gustado de esta última parte del viaje, y que junto a Quito, Antigua y Cuzco conformarían para mi el top de ciudades en el viaje americano, solo que Valparaíso no es colonial, su belleza es distinta.

DSCN7627

Valparaíso es una ciudad de trolebuses verdes en la que podría vivir y no me cansaría de pasearla. La ciudad se extiende sobre una serie de cerros que en forman de anfiteatro se asoman al Oceáno Pacífico rodeando la bahía y el puerto, esta ciudad tuvo un pasado glorioso debido a que fue parada obligada en la ruta interoceánica del Estrecho de Magallanes o del Cabo de Hornos, fue el principal puerto del hemisferio sur, pero cuando se abrió el Canal de Panamá entro en declive. Valparaiso tiene una arquitectura preciosa, durante el siglo XIX arribaron a la ciudad muchos emigrantes de Alemania, Inglaterra, Francia y Estados Unidos trayendo los estilos arquitectónicos en boga en sus respectivos países, haciendo de la ciudad un caleidoscopio de edificios variopintos al mezclarse con lo colonial y con su orografía de cerros. Valparaíso es una ciudad que se resbala desde sus cerros al mar, y cada cerro es diferente y cada uno de ellos tiene una trama enrevesada de arquitecturas y colores, casitas preciosas de antiguos comerciantes que vigilan la bahía, y cada uno de los cerros tiene antiguos y bonitos ascensores hechos de madera y dorados, algunos decimonónicos, que como funiculares conectan la parte baja de la ciudad con los cerros. En Valparaíso estuve un par de días pateando y pateando la ciudad, y no me canse, me hubiera gustado estar más tiempo y me encantaría volver.

DSCN7624

DSCN7614

DSCN7628

DSCN7630

Y tras Valparaíso llegue a Santiago, Ultreia!!!, el Santiago de este Mi Gran Viaje. Y lo primero que hice no fue ir a abrazar al santo sino ir a buscar una lavandería, que falta me hacia. Y después me fui directito a ver otro lugar mítico en mi imaginario personal, el Palacio de la Moneda, la sede de la Presidencia de Chile, donde el presidente Salvador Allende murió el 11 de septiembre de 1973 acorralado por los militares comandados por el general Pinochet que estaban dando un golpe de estado para acabar con la democracia y el gobierno socialista elegido democráticamente. Poco antes de morir Allende lanzo su último mensaje a la nación chilena a través de una emisora de radio que aun no controlaban los golpistas… “Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen… ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.” (Para leer el mensaje entero: http://es.wikisource.org/wiki/%C3%9Altima_alocuci%C3%B3n_de_Salvador_Allende ). Aquel golpe de estado marco para siempre la historia de América Latina, es una lección histórica que no se puede olvidar, y Allende se convirtió en un símbolo para todo el mundo, muchos que hoy en día critican las dinámicas históricas de Cuba, Venezuela y Bolivia y sus respectivos procesos de transformación social deberían repasarse la historia de Allende y de aquel Chile que sucumbió al ejercito golpista apoyado y dirigido por el gobierno de Estados Unidos, comprenderían muchas cosas, por cierto una historia chilena que es casi un calco de la historia española: revolución democrática abortada por generales fascistas y larga dictadura de mano dura donde se eliminó física y literalmente a toda la oposición de izquierdas, se sabe que Pinochet se inspiro en la represión franquista para llevar a cabo la suya.

249563-1301039

El Presidente Salvador Allende (1908-1973)

DSCN7632

Palacio de la Moneda, Santiago de Chile

Y mientras hacia la foto al Palacio de la Moneda, la que esta justo encima, tuve uno de los encuentros mas especiales y mágicos del viaje, una chica se para en la calle y me dice -¿Eres Jesús?- y yo que me quedo a cuadros, porque no la conocía de nada, y resulta que me conocía del blog y encima era la hermana de una amiga de Madrid, de Carmen, muy fuerte, así que después de presentarnos y de flipar un rato, Belén, que así se llama, y yo nos fuimos a dar una vuelta por Santiago y como estaba aburridilla me hizo de guía para conocer la ciudad durante todo el día, estuvo guay, tuvimos muy buen rollo y muy buenas “conversaciones treintañeras”. Belén esta en Chile con la idea de encontrar trabajo y quedarse a vivir aquí, de momento, es antropóloga y ya estuvo durante un año en Chile con una beca estudiando y participando en un proyecto relacionado con el pueblo Mapuche, así que a ver si tiene suerte y consigue su objetivo, ¡suerte Belén!, ya me contaras. Pero es que además hubo otro encuentro curioso, y es que al día siguiente pensaba quedar con Cata y Rocío, a las cuales conocí en el tour de Uyuni, pero el caso es que después de pasar la mañana turisteando, donde ví la preciosa casa de Neruda, La Chascona, me comí una paila (consomé con mariscada) que estaba riquísima pero que me sentó fatal y tuve que volverme al hostel donde dormí tres horas del tirón!!, cuando me levante aun seguía debilucho y me fui a un ciber para decirles a Cata y Rocío que no podía quedar, pero resulta que me siento en un ordenador del ciber y Rocío estaba sentada al lado, muy fuerte, estaban preocupadas porque no llamaba y me habían estado buscando por los hostel del barrio donde les dije que estaba alojado, que majas!, de hecho Rocio me estaba escribiendo un mail… Al final cambiamos el plan de irnos de cervezas por el de tomarnos unos zumitos en la plaza enfrente del hostel, estuvo muy bien, un beso Cata y Rocío!!…

DSCN7646

Con Cata y Rocío (las del banco) en la bonita Plaza de la Libertad de Prensa

Y de Santiago puse rumbo al Finisterre de este viaje, a Ushuaia. Pero antes tenia que ir a ver el glaciar Perito Moreno, en Calafate, así que tome un autobús que tardo primero ocho horas de Santiago a Mendoza, otra vez en Argentina, y de Mendoza cogi otro bus que tras 43 HORAS!!! de autobús (record del viaje) me dejo en Río Gallegos, ya en la Patagonia, y desde allí otro autobús que tardo cinco horas en llegar a Calafate. Me tire tres días viviendo y durmiendo en autobuses hasta llegar a Calafate, tres días de películas americanas malas, sándwiches de queso y salami, tés con secos alfajores de dulce de leche, y tres días de atravesar la gran nada que supone la inmensa Pampa argentina patagónica. Hubiera sido más fácil llegar por aire, e incluso más barato, pero había que llegar por tierra y agotar la geografía. Y a parte de todo esto, dos recuerdos de este viaje pat-agónico: 1) Mi compañero de asiento era un viejete muy simpático que parecía uno de esos cuchilleros de los cuentos de Borges, no dejaba de manosear su móvil con unas manos de uñas kilométricas, y el móvil no dejaba de sonar, el tono decía con voz de tanguero: – Me han pedido que repita la historia de la paradoja que es la vida…- siempre se cortaba ahí, era el tiempo que tardaba el viejo en coger el móvil, así que nunca supe como terminaba la frase, tampoco se lo pregunte. 2) Había una mujer dos asientos más atrás, nunca me gire para ver su cara, que no paraba de repetir – A mi los autobuses me dan nauseas porque huelen a plástico-… Menudo viajecito, el último esfuerzo.

DSCN7648

Atravesando la nada

DSCN7649

Calafate esta entre montañas y al borde de un lago precioso, y es el lugar desde donde se visita el impresionante Glaciar Perito Moreno, otro hito esperado del viaje, y como en Iguazú, uno de esos lugares donde la naturaleza y el agua vuelven a ser los protagonistas, y donde vuelven a hacerte sentir pequeñito mostrando su grandiosidad. El Glaciar Perito Moreno es un brazo del Campo Hielo Patagónico Sur de cinco kilómetros de longitud y sesenta metros de altura que se precipita y desciende hacia el Lago Argentino a una velocidad de dos metros por día, lo que provoca continuos derrumbes de hielo sobre el lago que producen pequeños icebergs. Y yo tuve suerte porque el día que lo visite el cielo estaba parcialmente cubierto lo que da al hielo un precioso color azul, y seguí teniendo suerte porque puede ver varios espectaculares derrumbes de hielo del glaciar. Una de las maravillas del viaje, y del planeta, es de obligada visita.

DSCN7672

Vista del Glaciar Perito Moreno

DSCN7695

DSCN7702

DSCN7722

DSCN7727

DSCN7698

DSCN7709

Y quedaba el último empujón, llegar a Ushuaia, y se resistió porque fueron días de intensas nevadas. Pero tras horas de autobuses y combinaciones algo forzadas que me llevo a Puerto Natales y Punta Arenas, otra vez en Chile, y atravesar el Estrecho de Magallanes para llegar a la isla de Tierra del Fuego conseguí llegar al final, a Ushuaia, la ciudad más al sur del mundo, el último objetivo de este viaje, el último punto en el mapa que alcanzar, y no defraudo, fue un perfecto final de viaje.

DSCN7755

Ushuaia

La ciudad de Ushuaia esta en la costa del Canal de Beagle y rodeada de preciosas montañas de nieves perpetuas. En Ushuaia conocí a mucha y buena gente, conocí a Mireia y Marc, y a Pau y Mónica, dos parejas catalanas y viajeros de larga duración con blog, como yo, son de mi estirpe mochilera, pase muy buenos momentos con ellos y una vez más, como me paso con Joao, me hicieron sentir menos bicho raro pero también menos especial (sus blogs son:  http://www.viatge365.blogspot.com/ y http://www.elpauilamonimarxen.blogspot.com/ . Y también conocí a Pablo y Darío, de Buenos Aires, con los que tuve muy buen rollo y buenas conversaciones de política y fútbol. Y Estuve tres noches en el fin del mundo. El primer día fue de tranqui y de reconocimiento, lo necesitaba después de tanta paliza y el segundo lo dedique a un tour en catamarán que recorría el Canal de Beagle y visitaba el “Falso Faro del Fin del Mundo” (Faro Les Eclaireurs), una colonia de lobos marinos y una pingüinera de pingüinos magallánicos. Estuvo guay el tour, fue el literal punto y final de trece meses de viaje, al menos geográficamente. El paisaje era espectacular y más tras la nevada de la noche anterior, hacia frio pero también solecito.

RSCN7752

Foto testimonial de fin de viaje, al fondo el Puerto de Ushuaia y las aguas del Canal Beagle

En el tour también iban Pablo, Darío, Marc y Mireia, y Pau y Mónica. Con Pablo y Darío hice la ida casi todo el  tiempo en cubierta, no olvidare nunca el buen rollo de estar tomando mate con ellos hablando de fútbol, sobre todo de Maradona, y disfrutando del paisaje de la Tierra del Fuego, y tampoco olvidare lo que le ocurrió a mi cámara de fotos, estando en cubierta y despues de echarles una foto a Darío y Pablo la cámara se me resbalo y cayo al suelo reventándose el objetivo, la pobre ha sufrido la infección masiva de virus de todos los países y pelajes, después sufrió la perdida y amputación del cable, más tarde se jodió el flash en el interior de la mina de Potosí, y por ultimo fue a morir en el camino al “Falso Faro del Fin del Mundo”. En el Finisterre del Camino de Santiago los peregrinos queman sus ropas en el Cabo justo en el momento en que el Sol se esconde en el Atlántico, en el Finisterre de este camino de manera fortuita he ofrecido el sacrificio de mi querida cámara que tan bien se ha portado durante todo el viaje, es como un sacrificio inconsciente de toda la memoria del viaje, para renacer hay que limpiarse y renovarse primero, quien no se consuela… Descanse en paz.

DSCN7756

La última foto de mi camara, justo después de echarla sucumbió. En la foto, a la izquierda Darío y a la derecha Pablo, vaya par de montoneros terroristas!!!

ushuaia_bahia_faro

“El Falso Faro del Fin del Mundo” o Faro Les Eclaireurs, en la Bahia de Ushuaia. Punto y final del itinerario del viaje. Evidentemente la foto no es mia, ni de mi camara.

Y desde Ushuaia cogí un avión junto a Marc y Mireia, que en tres horas!! y más barato!! (con lo que costo llegar!!) nos dejo en Buenos Aires, donde me encuentro ahora. Me quedan unos poquitos días antes de coger el vuelo a Madrid y de que el viaje se acabe, ya os contare… De momento os dejo porque tengo que ir a recoger la colada a la lavandería de canela. Ultreia!!.

NOTA: Intentare completar con más imagenes de mis compañeros de viaje esta entrada, sobre todo la última parte y la foto de Belén, Belén mandamela!!, o le digo a Carmen que me mande la que ella quiera. Y Cata y Rocio si teneis una foto buena de vosotras en Santiago mandarmela, las mias no son buenas.

Las mejores fotos del viaje

octubre 13, 2009

La idea de esta entrada es reunir gran parte de las mejores fotos de este “Mi gran viaje” que esta a punto de terminar. En esta selección no todas las fotos son mias ya que hay bastantes fotos de Roberta, mi compañera de viaje e infortunios. Tras el donoso escrutinio se me han quedado bastantes imágenes en el tintero pero de las que están ninguna de ellas sobra. Y además os he puesto musiquita, a Franco Battiato y su “Yo quiero verte danzar”, un video muy ochentero y divertido, donde queda claro que lo de Battiato no es bailar.  La propuesta de esta entrada seria que activaseis el video para escuchar la canción mientras veis las fotos, así aliñamos un poquito las imágenes recolectadas.

Y la elección de la canción de Franco Battiato no es casual, este viaje se planificó durante muchas tardes y horas de narguile (también llamada pipa de agua, cachimba, juka, shisa…), con solo tabaco eh!, y escuchando a Battiato en mi habitación de Madrid, horas que pase tomando notas de guías de viaje, blogs viajeros y libros, echando cálculos de dinero y fechas, y trazando posibles itinerarios en un gran mapamundi que coloque en una de las paredes de mi estancia… Mirando hacia atrás tengo claro que hay empezó realmente el viaje…

Espero que os guste y que os anime a “danzar”

 

dscn1922

rscn1906

dscn1944

dscn1869

dscn1897

dscn2048

dscn1972

dscn2176

rscn2160

dscn2368

dscn2486

dscn2811

dscn2890

dscn2618

dscn2849

dscn1752

dscn2362

dscn2831

dscn3379

dscn3529

rscn3523

dscn3734

rscn43601

dscn4481

dscn3889

dscn4035

dscn4072

dscn4217

dscn4398

dscn4403

dscn4430

dscn4285

dscn4069

dscn40651

dscn39401

dscn4582

dscn4799

dscn4702

dscn4667

dscn4940

dscn28661

dscn4881

dscn3503

rscn5923

dscn5615

dscn3563

dscn5768

dscn5758

DSCN6267

DSCN6352

DSCN6359

DSCN6377

DSCN6419

DSCN6505

DSCN6584

DSCN6567

DSCN6301

DSCN6668

DSCN6700

DSCN6688

DSCN6869

DSCN6878

DSCN6890

DSCN7341

DSCN7551

DSCN7338

DSCN7365

DSCN7391

DSCN7377

DSCN7401

DSCN7544

dscn5756

Un año viajando

septiembre 28, 2009

La Paz es caótica pero amigable, sobre todo por su gente, siempre tranquila y educada. La ciudad se encuentra en el fondo de una inmensa hondonada intentando así arañar un poco de oxigeno al altiplano boliviano, aun así esta a 3600 metros de altitud y esto se deja notar al subir sus empinadas calles. Toda la falda de esa gran hondonada esta repleta de grandes barriadas muy humildes que como en todas las grandes ciudades latinoamericanas se asoman al centro económico donde corre la plata. Estuve tres días en La paz: uno para escribir, otro para pasearla y el tercero para visitar los restos de la ciudad de Tiwanaku (1500 ac-1200 dc), la que fuera el centro de una importante cultura considerada por su antigüedad la madre de las civilizaciones americanas.

DSCN7258

Tiwanaku

DSCN7261

Y tras La Paz me fui a Sucre, la capital histórica de Bolivia. Sucre esta llena de arquitectura colonial blanca y descafeinada, y mi llegada coincidió con las marchas en honor a la virgen que son en el fondo un carnaval encubierto. En Sucre estuve casi de paso, no me hizo tilín, allí me aloje en una cómoda habitación con duchita caliente y TV con cable, y ej que durante este nuevo ciclo del viaje he decidido mimarme un poquito más tanto en alojamientos como en transportes, así que de aquí hasta el final levantare un poco el pie de acelerador de las pelas, que me lo he ganado después de tanta austeridad monacal-mochilera.

RSCN7267

Después de Sucre marche a Potosí, ciudad a más de 4000 metros de altitud y al pie del “Cerro Rico”, lugar mítico en el imaginario colectivo español, la gran mina de plata de la América colonial, y es que ya se sabe, ¡vale un Potosí!. Galeano en “Las venas abiertas de América Latina” cuenta que Potosí fue la “vena yugular del Virreinato, manantial de la plata de América, Potosí contaba con 120000 habitantes según el censo de 1573… La misma población que Londres y más habitantes que Sevilla, Madrid, Roma o Paris… A comienzos del siglo XVII, ya la ciudad contaba con treinta y seis iglesias espléndidamente ornamentadas, otras tantas casas de juego y catorce escuelas de baile. Los salones, los teatros y los tablados para las fiestas lucían riquísimos tapices, cortinajes, blasones y obras de orfebrería; de los balcones de las casas colgaban damascos coloridos y lamas de oro y plata. Las sedas y los tejidos venían de Granada, Flandes y Calabria; los sombreros de París y Londres; los diamantes de Ceylán; las piedras preciosas de la India; las perlas de Panamá; las medias de Nápoles; los cristales de Venecia; las alfombras de Persia; los perfumes de Arabia y la porcelana de China. Las damas brillaban de pedrería, diamantes y rubíes y perlas, y los caballeros ostentaban finísimos paños bordados de Holanda. A la lidia de toros seguían los juegos de sortija y nunca faltaban los duelos al estilo medieval, lances del amor y del orgullo, con cascos de hierro empedrados de esmeraldas y de vistosos plumajes, sillas y estribos de filigranas de oro, espadas de Toledo y potros chilenos enjaezados a todo lujo”.

DSCN7299

El Cerro Rico, abajo la ciudad de Potosí.

Potosí alimento de plata el mercantilismo europeo, el germen del capitalismo actual, hasta que el siglo XVIII marco el final de “la economía de la plata que tuvo su centro en Potosí; sin embargo, en la época de la independencia, todavía la población del territorio que hoy comprende Bolivia era superior a la que habitaba lo que hoy es la Argentina. Siglo y medio después, la población boliviana es casi seis veces menor que la población argentina… Potosí tiene ahora tres veces menos habitantes que hace cuatro siglos”.

“Aquella sociedad potosina, enferma de ostentación y despilfarro sólo dejo a Bolivia la vaga memoria de sus esplendores, las ruinas de sus iglesias y palacios, y ocho millones de cadáveres de indios”.

“En nuestros días, Potosí es una pobre ciudad de la pobre Bolivia: “La ciudad que más ha dado al mundo y la que menos tiene”… Esta ciudad condenada a la nostalgia, atormentada por la miseria y el frío, es todavía una herida abierta del sistema colonial en América: una acusación. El mundo tendría que empezar por pedirle disculpas”.

Para el viajero observador, y buen husmeador, Potosí aun guarda muchos tesoros en sus calles y fachadas, se advierte el fantasma de ese pasado glorioso y pujante. Calles llenas de historia bajo la mirada del Cerro Rico destripado y agujereado. A mi me gusto mucho Potosí por si misma y por lo que fue, es todo un museo viviente de la historia latinoamericana que merece ser visitado. A parte, en Potosí viví una de las experiencias más especiales de todo mi viaje, fue la visita que realice a las entrañas del Cerro Rico, a las míticas minas de plata de Potosí.

DSCN7274

Con Oscar en la entrada de la mina La Candelaria.

La visita a Cerro Rico la realice con una agencia y guiado por Oscar, minero de Cerro Rico, era el único turista aquel día así que la visite solo junto a Oscar. Para la visita me proporcionaron ropa, calzado y un casco de minero, con su luz y todo, y me hicieron firmar un papel en el que se quitaban de toda responsabilidad en caso de accidente, hay que decir que la visita a las minas de Potosí entraña bastante riesgo debido a que visitas minas que aun siguen en explotación por lo que puede haber accidentes por derrumbes o explosiones, y la verdad es que cierto, y bastante acojonante si lo piensas dos veces y estas dentro de la mina.

El día de la visita fue un domingo, así que no había nadie trabajando en la mina, cosa que quita vistosidad pero ganas en seguridad, la mina que visitamos fue La Candelaria. La visita comenzó en el mercado que se encuentra en pleno barrio minero y que por ser domingo estaba lleno de mineros tomando, la mayoría borrachísimos, Oscar me advirtió que debía desayunar fuerte para la visita y me enseño una típica tienda donde los mineros compran sus cosas para el trabajo, incluido los explosivos, de hecho Oscar me ofreció que si quería podía comprar algunos cartuchos de explosivos que podríamos hacer explotar, yo decline educadamente la invitación, también me mostró el alcohol que toman los mineros diariamente, alcohol puro, también me ofreció y también decline, él se reía, lo que si hice fue comprarme una bolsa de hojas de coca, quería probarlas y aprender a mascarlas, los mineros consumen gran cantidad de hojas de coca al cabo del día, es un estimulante que les ayuda en el trabajo, como nuestro café, mascarlas les ayuda a sobrellevar el duro esfuerzo y les quita el hambre, solo realizan un desayuno fuerte previo al trabajo y hasta el final de la jornada no vuelven a comer, además acentúa el efecto del alcohol que toman, la triste realidad es que la gran mayoría de mineros trabajan narcotizados completamente, y enciman cuando libran le siguen dando al tema, el alcoholismo es la  triste consecuencia fruto de las durisimas condiciones laborales que soportan estos trabajadores, este drama también se traslada a sus familias, el maltrato esta a la orden del día, así como el trabajo infantil, hay muchos niños  de 14 o 15 años arañando la poca plata que queda en las entrañas del Cerro Rico. La explotación de la mina se hace a través de una coperativa de la que participan todos los mineros, pero por lo que me han contado de coperativa solo tiene el nombre.

DSCN7290

Entrada a la mina La Candelaria

La visita duro unas cuantas horas, descendimos por estrechos túneles a distintos niveles de la mina, yo al final perdí la noción de si subíamos o bajábamos, y os tengo que reconocer que pase un poco de miedo, no es una experiencia recomendable para claustrofóbicos. Oscar me iba comentando todo lo relacionado con el trabajo en la mina y enseñándome las zonas de explotación así como los distintos minerales que nos encontrábamos, entre ellos amianto, altamente cancerigeno, y también había gran cantidad de aguas acidas por todos lados. Encontramos algunas vetas de plata y Oscar me regalo un par de pedacitos de ella. El ambiente era sofocante a ratos y frío a otros, te costaba mucho respirar, y habia mucho polvo, yo además por mi altura tenia que caminar todo el tiempo encogido, los túneles son estrechos y muy bajos, así que acabe agotado por la falta de oxigeno y por la sobrecarga muscular de caminar varias horas encogido. Pensad además que si a 4000 metros de altura el oxigeno falta imaginaros si además te metes en una mina. Las condiciones de seguridad son lamentables en la mina, hay gruesos cables de alta tensión colgando por todos los lados mientras el suelo esta encharcado en muchos tramos, además hay todo un caos de precarios travesaños de madera para sostener los túneles, de hecho hay muchos accidentes y muertos en la mina, yo le pregunte a Oscar y este me dijo que hasta la fecha había habido 40 muerto ese año, -¡40!- exclame yo, -sí, no son muchos, somos 5000 mineros en Potosí- me respondió riéndose un poco de mi reacción.

Algo curioso que me contó Oscar es que según las creencias de los mineros en la mina no entran ni dios, ni la virgen ni los santos. No están allá ni rigen dentro, no tienen poder en la mina, esto rompería con la omnipresencia y omnipotencia del supuesto creador. Para los mineros en la mina solo están la Pachamama (diosa prehispánica de la tierra) y el Tío de la Montaña (una encarnación del diablo). La Pachamama te protege y el Tío de la Montaña te da el mineral, si él quiere, o te quita la vida, si él quiere. Y según dicen, el acto de extraer mineral de la montaña es la fornicación metafórica entre la Pachamama y el Tío de la Montaña. Tienen un montón de distintos rituales dedicados a estas deidades, entre ellas sacrificar una llama con cuya sangre embadurnan la entrada a las minas y tirar el primer trago de alcohol puro a la tierra, como ofrenda a la Pachamama.

DSCN7284

El Tío de la Montaña representado en el interior de la mina La Candelaria

Y después de la inolvidable experiencia en las entrañas de Potosí me marche en una cafetera con ruedas, y por caminos de tierra entre parajes lunares, hasta la pequeña ciudad de Uyuni, ciudad que se encuentra en un rinconcito de Bolivia y en mitad de ninguna parte. Nada más llegar a Uyuni me fui rapido a ver su famoso cementerio de trenes, una vía de tren que acaba en mitad del desierto y en el que abandonaron un sinfín de locomotoras y vagones de otras épocas, es un lugar muy evocador. Yo fui a verlo al atardecer, andando y solo, y a la vuelta lo pase mal, se me hizo medio de noche, el cementerio esta en las afueras, así que volví en la penumbra y rodeado de bastantes perros callejeros que rondan por los arrabales, yo tengo miedo a los perros así que fue un momento bastante tenso para mi, decidí caminar dirección a la ciudad y mirar al suelo todo el tiempo, y no pensar en nada más, llegue atacao, pero no me atacaron por más que me ladraban…

DSCN7309

El cementerio de trenes de Uyuni

DSCN7310

Desde Uyuni cogí un tour de tres días hasta San Pedro de Atacama (Chile). Con un todo terreno recorrimos el Salar de Uyuni, el salar más grande del mundo, y también las lagunas altiplánicas bolivianas que hay entre el salar y San Pedro de Atacama. Y fue alucinante, de lo mejor del viaje, el Salar espectacular, cosa esperable, pero yo sobre todo alucine con los paisajes de mil colores de las lagunas altiplanicas, un paisaje desértico de volcanes, géisers, flamencos rosados y lagunas de colores a más de 4000 metros de altura, mágico, de otro mundo, solo faltaban los dinosaurios paseando. En el tour éramos siete más Octavio, nuestro guía-conductor-cocinero-y lo que hiciera falta, un tío muy majete aunque sordo como una tapia, le preguntabas cualquier cosa gritando y te respondía otra – ¡Octavio! ¡¿Esa montaña es un volcán?!- y él te respondia -¡faltan 10 minutos!- y todos nos descojonábamos, también tenia algo de maestro zen, siempre hablaba con pocas palabras y conciso, una vez nos dijo – Esa montaña se llama ???, y esa otra ???- entonces se giro y nos miro solemne, y levantando el dedo índice afirmo rotundo -Porque cada montaña tiene su nombre- mágico silencio y todos flipando. Además la convivencia con mis compañeros de viaje fue muy buena, fueron tres días estupendos. De lo mejor del viaje.

DSCN7341

El Salar de Uyuni

DSCN7338

Isla del pescado, en mitad del Salar de Uyuni. Con cactus milenarios que pueden alcanzar los diez metros de altura.

RSCN7356

DSCN7361

El arbol de piedra

DSCN7365

La Laguna Colorada

DSCN7391

La Laguna Verde

DSCN7374

Los géisers

DSCN7377

DSCN7348

Mis compañeros de tour, de izquierda a derecha: Felipe (Brasil), Cata (Chile), Andrey (Francia), Rocio (Chile) y las Anas (Polonia), agachado esta Octavio (Maestro Zen Boliviano).

La carretera que une la frontera boliviana con San Pedro de Atacama, en Chile, es algo más que una carretera, es el paso a otro mundo, a otra América, una América más rica y confortable, y para mí, en cierto modo, ha sido como el paso a Europa, Argentina y Chile son muy europeas y uno se siente como en casa. San Pedro de Atacama fue un lugar tonificante donde descanse durante un par de días, allí compartí habitación en el Hostel con “mis adolescentes chilenas favoritas”, con Rocío y Cata, ¡vaya pareja!, como había fiestas se iban de “carrete” y volvían a las tantas de la madrugadas “piripis” (vamos a decir eufemísticamente), así que me despertaban y me daban la murga. Me he reído mucho con ellas sobre todo cuando se reían de mi, son muy majas, ya hemos quedado para vernos en Santiago y que me lleven de cervezas.  Desde San Pedro también visite en tour el bonito Valle de la Luna, desde donde contemple un espectacular atardecer de tonos rojos y violetas sobre el desierto.

DSCN7401

Y de San Pedro de Atacama me pase a Argentina, patria del Ché, Borges, Cortazar y Maradona, habitantes insignes de mi imaginario personal, es un país que tenia muchas ganas de conocer, y en el cual ahora me encuentro. Así que salte en bus desde un lado a otro de los Andes dejando atrás “la espina dorsal sudamericana” que habia seguido desde Venezuela, el autobús atravesó una zona preciosa de cerros de colores y llegue hasta Salta, y desde allí me descolgué por el norte de Argentina hasta Asunción, capital de Paraguay, este viaje lo hice con Jesús, un puertorriqueño que conocí en Salta y que trabaja en Paraguay, es el primer Jesús negro que he conocido, venia de marcarse un viaje por tierra desde Caracas en solo tres semanas! . Y también durante este trayecto en autobús ví algo excepcional, algo de lo que había leído mucho pero que nunca había contemplado, ví “el rayo verde”, un fenomeno lumínico que ocurre raramente al atardecer y que tuve la suerte de ver desde la ventanilla de mi autobús.

DSCN7419

El rayo verde…

DSCN7426

Con luna y todo…

RSCN7418

Los Jesuses.

Asunción no tiene mucho que ver ni hacer, a parte de sorber un “terere” en un parque del centro y darle un paseo para satisfacer la curiosidad de conocerla. Solo estuve dos noches en Paraguay, fue solo una tapita del país, una noche en Asunción y la otra en Encarnación, a la cual llegue atravesando los llanos paisajes paraguayos llenos de grandes fincas ganaderas. La verdad es que me esperaba un país muy pobre, en las macrocifras Paraguay es el país más pobre de Sudamérica, aun así a mi no me pareció más pobre que Perú o Bolivia, e incluso la sensación que ví en sus calles y pueblos fue más positiva que en esos países. A veces confundimos el PIB con el bienestar, y no es lo mismo, véase India. En Encarnación visite por la mañana las ruinas de las misiones jesuíticas de Trinidad y Jesús, en esta visita conocí a José, un bombero de La Coruña muy viajado que esta recorriendo Bolivia y Paraguay, con el me tome unas birras con muy buena conversación antes de volver a Encarnación, y entre que si esta la pago yo y esta la pagas tu y tal y cual, y la falta de costumbre, pues yo me puse pedete, así que pase la frontera argentina digamos borracho, menos mal que aun no les ha dado por poner control de alcoholemia en las fronteras, si no no paso.

DSCN7456

DSCN7441

DSCN7440

Trinidad

DSCN7457

Jesús

DSCN7460

y José

Desde el lado Argentino, Posadas, tome un autobús hasta Puerto Iguazú, ciudad desde donde se visitan las famosas Cataratas de Iguazú, las cataratas más grandes del planeta y uno de esos lugares que siempre quise conocer. Un lugar espectacular, una pasada, es el sitio que conozco donde más se siente la fuerza y el poder la naturaleza, te hace sentir pequeñito pequeñito, -demasiado poderoso- decía una chica para si mientras las contemplaba. Además el entorno es precioso, las cataratas están en mitad de la selva, lo que le da más exhuberancia al gran espectáculo hipnótico de agua que son las Cataratas de Iguazú.

DSCN7544

DSCN7549

DSCN7481

DSCN7516

Y de Iguazú a Buenos Aires tras veinte horas de carretera y paisajes pampeños llenos de fincas ganaderas, da gusto ver a las vacas tan sanotas y libres, no me extraña que luego estén tan ricas. Y aquí estoy, justo un año después de haber iniciado este enorme viaje, parece ayer cuando aquel 28 de septiembre del 2008  salía muy de mañana de casa de mis padres en Coslada con la idea de hacer un viaje sine die y hacia oriente, casi naa, aunque ahora le podríamos llamar de diferentes maneras, el viaje evolucionó de sine die a una vuelta al mundo, a una ruta transamericana, a tres meses en la India, a un Camino de Santiago planetario con sorpresa italiana, a un año viajando…

Yo siempre me había preguntado ¿que se siente después de viajar un año de manera ininterrumpida? y ya puedo responder a esa pregunta o al menos ya tengo mi respuesta. Mi estado actual se podría definir con tres palabras: contento, satisfecho y cansado. Contento por todo lo vivido y sentido; satisfecho al contemplar lo transitado y por haber hecho lo que tenia que hacer, por estar en el rumbo; y cansado porque nada es gratis y todo tiene su ciclo, y el ciclo de Mi GranViaje se está cerrando, mi cuerpo y mi mente me piden otras cosas, otros alimentos, y ya miran a la siguiente flecha amarilla, igual que antes del viaje miraban hacia oriente y sine die…

DSCN7665

Foto>Roberta

De ciudades

septiembre 21, 2009

Las ciudades articulan los viajes, al menos el mío. Son los puntos en el mapa que sujetan su quimera, marcan el rumbo y trazan el itinerario. El viaje las recorre y las conecta con un movimiento eléctrico de paisajes en la ventana, un latigazo entre umbral y umbral que hacen sentir al viajero la renovación nómada al abandonarlas y la excitación de lo nuevo por descubrir al arribar a sus puertas.

Las ciudades son libros que se leen con los pies, recorriéndolas. Y cada una te cuenta una historia distinta y te deja un montón de pequeñas preguntas, sobre un rincón, una fachada, un detalle o un vacio. Hay muchos tipos de ciudades, las hay intimas, universales, agobiantes, futuristas, majestuosas, cálidas… Hay ciudades que son lo que esconden y otras que son solo lo que fueron. Hay ciudades a las cuales solo les queda el nombre, como Xiam, y otras fascinantes que se esconden detrás de un nombre sin sonido.

escher16

Y por encima de todas ellas están las ciudades que yo llamo inabarcables, aquellas que por mucho que las visitas y recorres nunca se agotan, son inabarcables tanto en su geografía como en su historia, tienen algo de laberinto perfectamente diseñado para no poder resolverlo, y sigues dándole vueltas a su ónfalo, a su centro, descubriendo a cada paso nuevos matices y estímulos. Estas ciudades las seguirás incluyendo en tu itinerario sin cansarte, buscando arañar algo más a su enigma… Son lo máximo en ciudades, las obras maestras urbanas, no te cansas de mirarlas, en parte sigues viajando para descubrir mas ciudades inabarcables, nuevos laberintos que añadir, que recorrer. Hasta la fecha solo he encontrado tres ciudades inabarcables: Paris, Fez y Benarés.

¿Y os imagináis una ciudad de ciudades? una ciudad ideal compuesta por los retazos favoritos de todas las ciudades que conoces. Un rompecabezas de calles distintas, barrios entrelazados y parajes superpuestos, con una amalgama de comercios y tenderetes de todas las partes del mundo. En esta ciudad de ciudades podrías caminar por una calle del barrio de Alfama en Lisboa que acabaría desembocando en una plaza de Quito, en la cual habría un puesto callejero donde tomarte el mejor chai masala de la India… Esta ciudad de ciudades seria como uno de esos paisajes imposibles de Escher y podría habitar cómodamente en un relato de Michael Ende o en una canción de Battiato. También podría ser una de las ciudades invisibles de Ítalo Calvino, una de esas ciudades que Marco Polo se inventaba para alimentar la imaginacion del Gran Kan, y que el Gran Kan dejaba que este se inventase para poder disfrutar de la imaginación del viajero veneciano. La ciudad de ciudades solo podría ser descrita aceptablemente por Borges y seria esférica como los cuentos de Cortazar.

escher05

Y también estaría tu ciudad, mi ciudad. La ciudad de tus raíces, en la que te has criado y en la que viven los tuyos. Una ciudad llena de afectos e identidad. La única ciudad única. La única que seguirás recorriendo a pesar de conocerla perfectamente, no te sorprenderá pero eso es lo de menos. Es la ciudad del viaje al centro y el tablero de ajedrez de tu vida. En este caso pongamos que hablo de Madrid

Aunque hay otra “tu ciudad”, y relacionada con la anterior, pero distinta, es aquella ciudad metafórica que todos llevamos dentro y que son todas, es la ciudad del poema de KavafisNo hallarás otra tierra ni otra mar. La ciudad irá en ti siempre. Volverás a las mismas calles. Y en los mismos suburbios llegará tu vejez; en la misma casa encanecerás. Pues la ciudad siempre es la misma. Otra no busques -no hay-, ni caminos ni barco para ti. La vida que aquí perdiste la has perdido en toda la tierra.

escher08

Y para terminar me gustaría hablaros de un tipo de ciudad que he descubierto durante este mi gran viaje, son las ciudades de paso…

La típica ciudad de paso suele tener un nombre anodino que olvidas rápidamente, es una ciudad que podría estar en cualquier lugar de la India o Myanmar, una de esas ciudades en las que apenas duermes una noche porque al día siguiente coges un tren o un autobús a no se donde, o realizas una visita-comando a unas ruinas-templo-lugar-cercano que una guía escrita por alguien te dice que no puedes perderte.

Estas ciudades de paso suelen ser polvorientas porque están mal asfaltadas, están atestadas de trafico y ruido, suelen sufrir continuos apagones y todos los puestos callejeros son iguales: las mismas mesas y sillas de plástico, la misma mugre, los mismos carteles publicitarios, todo igual…

Pues en esas ciudades, justo al anochecer, cuando ya no queda nada más que hacer excepto volver a tu habitación monacal envuelto en el apagón y paseando atolondrado en chanclas y en pantalón corto, cuando la ciudad esta solo iluminada con los tristes fluorescentes de los tenderetes con generador y los faros de los 200000 coches que no dejan de hacer sonar el claxon, justo en ese momento, te paras y te preguntas ¿que hago aquí?, y a los pocos segundos llegas a la conclusión, a la certeza, de que estas donde tienes que estar aunque no sabes muy bien que coño haces allí, y es justo en ese instante, en el pequeño espacio que dista entre esos dos pensamientos, y en esa ciudad de paso, cuando tienes la absoluta certeza de que sí, de que efectivamente estas viajando.

Datos Prácticos del Viaje V (Bolivia, Chile, Paraguay, Uruguay y Argentina)

septiembre 11, 2009

BOLIVIA  (Días de estancia en el país: 11 dias).

TASA DE ENTRADA: No hay que pagar tasa de entrada.

TASA DE SALIDA: Hay que pagar una tasa de salida de 21 bolivianos, al menos en la frontera entre Uyuni con San Pedro de Atacama, Chile.

Cambio medio durante el viaje: 1 euro—- 9.94 bolivianos.

Gasto medio por dia (Alojamiento, transporte, comida y varios): 19.3 euros por dia, en plan relajao.

Puno: De la terminal de bus al Parque Pino, donde hay muchos alojamientos, en mototaxi son dos soles, . De Puno a Bolivia: Para ir a Copacabana (Bolivia) con la compañia Colectur en bus por 12 soles (solo a las 7.30 y a las 14h) C/Tacna 221, contratar el dia anterior, son 3h de viaje, para en las fronteras y te esperan, y te recogen en el hotel por la mañana, esta incluido. también para en casa de cambio en la frontera (2.20 bol por sol). En el lado peruano hay que sellar en dos sitios, migracion y tambien en la policia, en el boliviano solo en migracion, hay que pasar la frontera andando y el autobus te recoge al otro lado. No hay tasa de salida en Peru ni tasa de entrada en Bolivia. Al llegar a Copacabana hay que pagar una tasa de entrada de 1 boli. Copacabana: Dormir: Hotel Ambassador, esquina Jauregui con Bolivar, 35 por noche. Comer: una truchita en los chiringos al borde del lago. Hay autobuses cada poco a La Paz, 15 bol+1.5 por pasar el transbordador, el bus te deja en el Cementerio, desde alli preguntar por un colectivo a la Plaza de San Francisco por 1.5 bol. La Paz: Dormir: Hotel Happy Days, C/Sagarnaga 229, por 40 bol, cerca Plaza San Francisco. Comer: Mi conbinación favorita seria un choripan en los puestos de la Plaza san francisco y un jugo energetico enlos puestos de la calle Murillo. A Sucre en bus desde la terminal con Trans Copacabana 1 MEM por 90, son 14h de viaje. Sucre: Hostal San Francisco por 70 bol, Aniceto Arce 191, cerca de la plaza. De Sucre a Portosí son 3h en bus (20 bol), hay bastantes. Potosí: Colectivo de la terminal al centro 1 bol. Dormir: Hotel el Turista, C/ Lanza 19. Para el tour a las minas de Cerro Rico yo contrate con Koala Tours, C/Ayacucho 7, por 100 bol. Tanto el hotel como la agencia estan cerca de la Plaza 10 de noviembre. Para ir a Uyuni en bus yo tome el de las 10h que llega a las 16h con Trans Guijarro. Uyuni: Alojamiento: Residencial Oruro por 30 bol, basico pero amables, entre Bolivar con Potosi. Comer: Al lado del hotel hay un comedor de pollos asados espectacular y barato. El tour de Uyuni a San Pedro de Atacama lo contrate por 70 dolares, 500 y algo bolivianos, con Olivos Tours (Av. Ferroviaria s/n), hay mas agencias en la misma calle. Dejad claro lo que entra y lo que no entra, el agua mineral y la ducha caliente debe entrar, dejad claro que no haya qu epagar nada mas que las entradas a los parques (isla del pescado y laguna colorada). Fueron tres dias y dos noches: 1) cementerio de trenes, Salar de Uyuni (hay que pagar una entrada para recorrer la Isla del pescado, son 30) y hotel de sal. 2) Laguna Cañapa, Laguna Hedionda, Arbol de piedra y laguna colorada (hay que pagar otra entrada, son 40), noche en albergue al borde dde la laguna colorada. 3) Geisers, Aguas termales, Salvador Dali y Laguna Verde, y transfer a Chile (San pedro de Atacama). Frontera de Uyuni (Bolivia) a San Pedro de Atacama (Chile): Hay que pagar una tasa de salida de 21 bolivianos para salir de Bolivia, se puede sellar la salida y pagarla en el mismo Uyuni (Av. Ferroviaria s/n) o en el mismo puesto fronterizo. El jeep del tour te deja en el puesto fronterizo donde un autobus te lleva a San Pedro. La frontera chilena es estricta. Llegas al mediodia a San Pedro, hay cajero en la plaza.

CHILE (Días de estancia en el país: 9 dias).

TASA DE ENTRADA: No hay que pagar tasa de entrada. Las fronteras chilenas son muy estrictas, hay un monton de productos prohibidos, informaros antes, tienes que hacer una declaracion jurada en la frontera que si incumples te meten multazo, revisan equipajes.

TASA DE SALIDA: No hay que pagar tasa de salida.

Cambio medio durante el viaje: 1 euro—- 804.89 pesos chilenos.

Gasto medio por dia (Alojamiento, transporte, comida y varios): .

San Pedro de Atacama: Dormir: Hostel La Florida, 6000 por noche, internet gratis y cocina, buen lugar, de lo mas barato, esquina Tocopilla con Le Paige. Comer: hay una panaderia con riquisimas empanadas chilenas en la calle Caracoles, entre Toconao y Tocopilla. Para ir a Salta (Argentina) los martes, viernes y domingos a las 10.30 con Geminis (oficina cerca d ela plaza, c/ Toconao, por 30000 pesos chilenos (en efectivo), llegas a las 20h. Frontera de San Pedro de Atacama (Chile) a Salta (Argentina): El autobus de Geminis te para en las dos fronteras para sellar, sin coste en ninguna de las dos.

PARAGUAY (Días de estancia en el país: 3 dias).

TASA DE ENTRADA: No hay que pagar tasa de entrada.

TASA DE SALIDA: No hay que pagar tasa de salida.

Cambio medio durante el viaje: 1 euro—- 7200 guaranies.

Gasto medio por dia (Alojamiento, transporte, comida y varios): 20 euros por dia, en plan relajao.

Asuncion: Dormir: Hotel España (caro pero bueno), calle Victor Haedo 667, 12 euros. Bus de Asunción a Encarnación (50000 gua.) son 6h. Encarnacion: Dormir: Hotel Itapua, cerca de la terminal, 25000-60000, incluye desayuno. Para ver ruinas de Trinidad y Jesus son como 4h-5h, se puede dejar mochila en hotel. Frontera de Encarnacion (Paraguay)  a Posadas (Argentina): Desde la terminal hay autobuses que cruzan la frontera (son 5000 gu), paran para sellar pero el problema es que no esperan, os tocara coger tres buses, asi que debes guardar el billete, exige que te lo devuelvan, y tomas el siguiente bus sin tener que pagar nuevamente, el bus termina en la terminal de Posadas. Sin coste en ninguna de las dos fronteras.

URUGUAY (Días de estancia en el país: 2 dias).

TASA DE ENTRADA: No hay que pagar tasa de entrada.

TASA DE SALIDA: No hay que pagar tasa de salida.

Cambio medio durante el viaje: 1 euro—- 32 pesos uruguayos.

Gasto medio por dia (Alojamiento, transporte, comida y varios): 20 euros.

Montevideo: Desde la Terminal de buses Tres Cruces hay que tomar un bus al centro, el CA1 (9 pesos), hasta Av 18 de Juliao y Paraguay que es donde esta el Hostel. Dormir: Planet Hostel, c/Canelones 1095 (300 pesos la cama en dormitorio), basico, algo cutre, si teneis tiempo y ganas buscar otro mejor. Comer algo: Cafe y Bar Lorenzo, en el cruce de Whasingtown con Macial, en la parte vieja, gran lugar, autentico, y precioso, perfecto para picar algo mientras descansas de pasear el centro, recomiendo un cafe con leche con un cocata de salchichon. De Montevideo a Mendoza y Cordoba hay varias compañias pero no van todos los dias, yo fuy con EGA un jueves a Cordoba (1511 pesos uru) sale a las 18h y llega a las 10 de la mañana. Fronteras sin coste.

ARGENTINA (Días de estancia en el país: ).

TASA DE ENTRADA: No hay que pagar tasa de entrada.

TASA DE SALIDA: No hay que pagar tasa de salida.

Cambio medio durante el viaje: 1 euro—- 5.6 pesos argentinos.

Gasto medio por dia (Alojamiento, transporte, comida y varios): .

Salta: En la terminal de buses hay cajero. Dormir: En la terminal hay personas cerca de informacion, con identificacion, que te ofrecen Hostel y te pagan el trayecto en taxi. Yo cogi por 25 pesos argentino el Hostel Quara en el 137 de Santiago del Esteso, cerca del centro, desayuno, internet gratis y buen rollo. De Salta a Clorinda (frontera con Paraguay mas cercana a Asuncion) salen de Salta los buses en torno a las 15h y llegan a la mañana siguiente, hay tres compañias, yo pague 184 pesos arg. El bus te deja en la terminal de Clorinda, que esta a 2km de la frontera, coged un taxi, yo pague compartido 35 pesos, reegatead yo no lo hice. Salida de Argentina sin coste y entrada  a Paraguay sin coste, desde el lado Paraguayo autobus a Asuncion (por 5000 me parece). Posadas: Autobus a Puerto Iguazu desde la terminal son 45 pesos, y 5h de viaje. Puerto Iguazu: Dormir: Hospedaje San Fernando, cerca de la terminal, entre 50 y 75 la habitacion. Bus a las cataratas de Iguazu con El Practico desde la terminal (local 19), 10 pesos ida y vuelta, entrada a las cataratas son 60 pesos. Bus a Buenos Aires entre 215 y 250 pesos, son 20h de viaje, podeis ver por la mañana las cataratas, volver, comer en Pto Iguazu y tomar el bus a la tarde, hay uno a las 17h. Buenos Aires: Dormir: Hostel Rayuela, Av Belgrano 887 (entre Belgrano y Tacuari, cerca de San Telmo), cama en dormitorio 11 dolares (45 pesos + o -), buen lugar y buen rollo, mejor reservar antes por internet. Para llegar desde Terminal de Retiro tomar el colectivo (autobus) 91, enfrente de la estacion de Belgrano, a cuadra y media de la terminal, hace falta monedas para tomar el bus. Y para llegar desde el aeropuerto (Ezeiza) tomar el bus 8, son 2 pesos y tarda 2h o mas, os deja en Plaza de mayo. Comer: Un buen lugar para una parrillada individual es Restaurante Plaza La Victoria, c/Venezuela 792, esquina Piedras, cerca del Hostel. Una parrillada individual mas una Quilmes de tres cuartos bien fresquita por 32 pesos, espectacular y buen servicio, siesta posterior obligada. Frontera entre Buenos Aires  (Argentina) y Montevideo (Uruguay): Para ir a Montevideo en barco la opcion mas barata es tomar el ferry Buquebus hasta Colonia (Uruguay) y desde alli en bus hasta Montevideo, el precio es de 139 pesos e incluye el bus y el ferry, podeis comprarlo en una oficina que tiene Buquebus en el centro de Buenos Aires. Las dos fronteras sin coste. Mendoza: En informacion te ofrecen alojamientos, yo elegi el Hostel Roca Potu, Costaneda norte esquina con Uruguay, cerca de la terminal, son 30 por cama en dormitorio, y tienen vino gratis!! todo el que puedas beber, pero al loro que es peleon peleon. Bus a Valparaiso 100 pesos, 8h, para en frontera para tramites, frontera chilena muy estricta.

¡Machu Picchu!

septiembre 8, 2009

Como el viaje ya no era sine die decidí comprarme un reloj. Ritualice. Llevo todo el viaje sin reloj y el anterior se estropeo justo antes de partir. Para tan crucial compra elegí una ilustre relojería del centro de Quito, Relojería León, regentada por Don Marco Bolívar León, relojero profesional. De su coqueto y surtido escaparate elegí, por catorce dólares, un “Casio water resist” azul eléctrico de los de toda la vida, con cronometro y todo. Ya tengo tiempo.

Y con el tiempo prendido en la muñeca seguimos rumbo sur. Continuamos disfrutando del precioso paisaje andino de Ecuador, culebreando con nuestro autobús entre montañas y pasando junto a las faldas del impresionante Cotopaxi. Y llegamos a Riobamba, un lugar en donde ni siquiera deshicimos las mochilas. Aun así, Riobamba tiene un paseíto, de esos de los de café entre medias, y una catedral con una bonita portada, aunque lo más destacable de Riobamba es la imagen del majestuoso volcán Chimborazo asomándose a las calles de la ciudad. En Riobamba compramos los billetes para el famoso tren de la “Nariz del Diablo”, el llamado en su tiempo “el ferrocarril más difícil del mundo”, un tren que mediante un zigzag cavado en roca, y avanzando y retrocediendo, unía la costa ecuatoriana con Quito salvando la gran altura andina que separa los dos puntos. En la realización de esta enorme obra murieron en torno a 4000 esclavos negros de Ecuador y Jamaica, mano de obra forzada que casi no se menciona en ningún lado, y la guía del tren, pobrecita mía, llego a decir que murieron tantos por su culpa, porque no utilizaban los explosivos correctamente, que cada uno busque el calificativo más adecuado a esta afirmación. Estuvo bien el viajecito en tren, nosotros lo hicimos desde Alausí, es una auténtica “montaña rusa” andina entre preciosos paisajes. Yo me había currado un video de 19 minutos del recorrido del tren, pero de momento los virus de todos los pelajes que habitan en mi tarjeta no me dejan colgarlo, a ver si puedo en el futuro.

DSCN7398

La Nariz del Diablo.

Del tren de la “Nariz del Diablo”, de Alausí, continuamos hasta Cuenca, y la encontramos en fiestas, era la virgen de agosto, que nunca me acuerdo como se llama, y tuvimos la suerte de ver bailes regionales por las calles y la suelta de globos de papel en la noche que volaban con la llama de una pequeña candela en su interior, era precioso ver como ascendían y se alejaban cubriendo el cielo estrellado con sus caprichosas constelaciones de colores, aunque de vez en cuando te caia alguna que otra gota de cera caliente, precioso. En Cuenca también vimos nuestras primeras ruinas incas, dimos nuestros paseítos de rigor, comimos en un suculento vegetariano, y no recuerdo más a parte de los mármoles azules de las cúpulas de su catedral. Y de Cuenca partimos hacia el Perú, y el viaje no fue baladí, ocurrieron cosas, y cosas bastante extrañas. Para empezar nos pusieron la peli de Cobra en el autobús, y de repente en mitad de una de las matanzas de Estallone, de esas en las que no se quita las gafas de espejo ni el palillo de la boca, paran el bus y suben dos personas muy aceleradas y atacadas, eran dos taxistas que buscaban al responsable del atraco a un compañero en esa misma carretera hacia solo unos minutos, fue un momento de mucha tensión, después de rastrear entre el pasaje no encontraron al caco, y siguieron su búsqueda, el caso es que al rato, aun duraba la matanza “del Silvestre” en la pantalla, una pasajera, una chiquilla que viajaba con su bebé, empieza a dar gritos y alaridos, yo pensaba que le había pasado algo al niño, pero no, era a ella, se le habían quedado paralizados los dos brazos, y estaban rígidos y como girados, me recordaba a los enfermos de poleo, estaba muy asustada y nerviosa, se monto un revuelo tremendo y después de dirimir con la concurrencia se determino que se llamara a una ambulancia, pero estábamos en mitad de la nada, así que se pensó en llevarla al hospital más cercano, y que su cuñada, que viajaba con ella, se bajara y la acompañara, pero ellas no querían, por lo visto la enferma era inmigrante ilegal, era peruana, hicimos lo posible por convencerlas de que era grave pero no querían, tenían miedo. Al final tumbamos a la chiquilla para que estuviera más cómoda y la Roberta se ocupo del bebé, la cuñada de repente se desentendió de todo el tema, todo muy raro, yo seguí insistiendo para que fueran a un hospital pero nada, y el conductor pasaba de todo, una película tremenda. El caso es que después de un buen rato se le paso la parálisis, todos nos tranquilizamos un poco y seguimos viaje. Yo me estrese bastante por el hecho de que no querían bajar a que la atendieran a pesar de que ya se le hubieran pasado los síntomas. Menudo viajecito, al menos quitaron la peli de Cobra.

6a00d83451c47869e200e54f1e08e58833-800wi

Joder! tiene el palillo hasta en la portada, la cantidad de mierda que hemos visto de pequeños.

El paso de Ecuador a Perú se nota y mucho, el paisaje cambia radicalmente, siguen siendo los Andes pero desérticos, así que de golpe dejamos atrás el verdor ecuatoriano y nos adentramos en el árido Perú. La primera parada en Perú la hicimos en Trujillo, que nos gusto mucho. Esta en mitad del desierto, entre los Andes y el Pacífico, tiene un aire árabe por las construcciones, los colores y la luz, y una bonita plaza principal muy restaurada. Pero lo que más me gusto es el ambiente de las calles al anochecer, se llenan de gente paseando de aquí para allá, con muchas ganas de disfrutar el final del día, esto es algo que me ha gustado mucho del Perú, la alegría en la calle al atardecer, me conecto un poco con España. Desde Trujillo visitamos en un tour la Huaca del Dragón y las ruinas de la ciudad de Chan Chan (1300 AC), es la ciudad de adobe más grande del mundo, un paisaje espectacular de adobe derrumbado al borde del Pacífico, los dos lugares pertenecieron a la cultura Chimu, cultura pre-inca. También en Trujillo empezamos a disfrutar de la variada y rica gastronomía peruana, incluyendo la comida chifa, excepcional caso de simbiosis de comida china y criolla. La variedad peruana fue un alivio después del sota, caballo y rey que traíamos desde Centroamérica, es decir: arroz, frijoles y pollo.

Chan_chan_peru

Chan Chan.

En Trujillo nos cogimos un bus de lujo que nos llevo por preciosos paisajes desérticos al borde del Pacífico hasta Lima, en ocasiones la carretera era una línea entre enormes dunas empinadísimas que caían al océano, un espectáculo. En Lima estuvimos de paso ya que teníamos que irnos camino de Machu Picchu, habíamos reservado los billetes de tren hacia un mes y no quedaba otra, así que paramos un día en Lima y nos fuimos a Cuzco, también llamada Cusco, la mítica capital inca y del virreinato español del Perú, el ombligo del mundo para los incas. Una ciudad preciosa construida sobre las piedras de la antigua urbe inca, ruinas y herméticos muros incas coronados por solemnes iglesias católicas. Quizás, junto con Antigua, en Guatemala, y con Quito, Cuzco es de las ciudades más bonitas que he visitado en el viaje americano. Pero Cusco tiene una trampa, una maldición inca, la altura, está a 3400 metros de altura, lo que supone un “soroche” (mal de altura) asegurado, y más viniendo en un día desde Lima que esta a nivel del mar, nosotros tuvimos un poco, no demasiado, pero lo suficiente para estar cansadillos, embotados mentalmente y dormir mal, es lo que hay. En Cusco estuvimos un par de noches sobrellevando el mal de altura y ratoneando despacito la ciudad, nos gusto mucho.

DSCN7519

Plaza de Armas, Cuzco. Foto>Roberta

DSCN7529

Calles de Cuzco, el muro de la izquierda es inca. Foto>Roberta.

FSCN7477

Foto>Roberta

Desde Cusco marchamos en un autobús local atravesando el Valle Sagrado inca hasta el pueblo de Ollantaytambo, enclavado entre montañas y al pie de la mítica ciudadela donde los incas, guiados por Manco Inca, derrotaron por primera vez a los españoles. En Ollantaytambo teníamos que coger el tren a Machu Picchu a la mañana siguiente, y de paso nos alivió un poco el mal de altura porque está un poco más bajo que Cuzco, pero se nos presento otro problema, y es que “a perro flaco todo son pulgas”, y es que se nos ocurrió hacer una cena de sándwiches en el hotel, muy típico nuestro, y para ello compramos un rico queso fresco en un puesto del mercado, de esos con suero y todo, ya nos vale! en que estaríamos pensando, exceso de confianza quizás. El caso es que nuestra amiga la diarrea volvió a visitarnos, y encima en la mañana que íbamos a visitar Machu Picchu. Nos teníamos que levantar a las 4.30 de la mañana para ir a coger el tren y justo recién levantado atacó la bicha, yo fuí el primer afectado, maldita sea!, no tenía diarrea desde Guatemala y me tenía que dar justo ese crucial día del viaje, afortunadamente era leve y pude seguir, pero me dejo debilucho. A Roberta le atacó a la vuelta de Machu Picchu y le dió más fuerte, le duro dos días, lo paso mal la pobrecilla.

DSCN7614

Muro interno de la ciudadela de Ollantaytambo, impresionante el trabajo y el encaje de la piedra.

En el tren conocimos a cuatro chicas vascas que habían estado haciendo un voluntariado en el interior del Perú, en seguida hicimos buenas migas y a mí me sirvieron también para olvidarme de la diarrea en ciernes. Estaban, al igual que nosotros, emocionadas con el hecho de conocer el mítico Machu Picchu, este lugar tiene algo de especial y mágico que atrae a todo el mundo, un poco como las pirámides de Egipto. Así que  en buena compañía y con muy buena conversación, nos contaron muchas cosas interesantes de su voluntariado, nos fuimos tod@ junt@s de la mano a visitar la maravilla que es Machu Picchu.

DSCN7535

En el tren a Machu Picchu, con nuestros gorros andinos recien comprados, a mi se me nota en la cara la diarrea. Foto>Isabel

Machu Picchu era uno de los lugares estrella de este viaje, quizás el que más deseaba conocer, y no me defraudo, es espectacular, una auténtica maravilla escondida en mitad de los Andes, y luego esta lo que no suele salir en las fotos, el entorno, el entorno increíble de montañas enormes y preciosas alrededor de la mítica ciudad. Nosotros nos dedicamos a patearla y a contemplarla desde distintos ángulos, hicimos muchas fotos y de vez en cuando nos quedábamos embelesados y en silencio contemplando la ciudad que tanto rondo nuestra imaginación en el pasado y que ahora teníamos delante, y en bajito te repetías – ¡Machu Picchu!-, un lujo de día, y de compañía, estuvimos muy a gusto con Igone, Isabel, Leire e Itsaso, muy buen rollo, encima nos hizo muy buen tiempo, tanto que tod@s acabamos quemados por el Sol, pero encantaos, ni te importaba. Hicimos una comida de extranjis, esta prohibido, contemplando las maravillosas vistas, y para terminar, y siguiendo a Itsaso, hicimos todos juntos “el saludo a la tierra”, unas asanas de yoga, que fue el perfecto final a la visita más esperada. Porque para esto viajamos, por lo menos yo, para conocer lugares como Machu Picchu, lugares que ya habitaban en nuestra imaginación y que necesitamos conocer, y para conocer lugares que ni por asomo nos podíamos imaginar, por ejemplo: Bagan, en Myanmar, o Angkor, en Camboya, o Teotihuacan, en México DF, o los Annapurnas y el desierto de Kali Gandaki en el corazón de los Himalayas…

DSCN7551

DSCN7581

DSCN7588

Foto>Roberta

DSCN7566

Las feminas al completo, de izquierda a derecha: Roberta, Isabel, Leire, Igone (delante) e Itsaso (detras).

Munduz Mundu!! (a través del mundo!). Leire es profesora de una Ikastola (centro escolar donde se imparten las clases en vasco) en Iruña (Pamplona), anualmente se hace una fiesta entre todas las ikastolas de Iruña, el Nafarroa Oinez, una celebración de la lengua vasca a través del mundo pero con una identidad propia, y este año le ha tocado a la ikastola de Leire (Ikastola Paz de Ziganda), y se les ha ocurrido, entre otras cosas, que los profesores se hicieran fotos con el lema de este año en un cartel, Munduz Mundu!, allá donde se fueran de vacaciones. Y aquí va el granito de arena de Mi Gran Viaje a esa celebración, Nafarroa Oinez Munduz Mundu!!!.

DSCN7604

Y todos al completo, después de la comida y antes del saludo a la tierra, ya estabamos coloraos eh!.

Después del éxtasis de Machu Picchu y de despedirnos de nuestras compañeras machupicheras tornamos a Ollantaytambo, donde Roberta sucumbió a la diarrea. Pero afortunadamente al día siguiente estaba mejor y pudimos seguir con el plan previsto, el cual era recorrer varios yacimientos incas del Valle Sagrado con las mochilas al hombro para acabar durmiendo de nuevo en Cuzco. Fue otro día intenso y lleno de sorpresas, primero empezamos por la ciudadela de Ollantaytambo, de la que ya os he hablado, y luego enlazando buses locales vimos Moray y Chinchero, y de regalo inesperado tuvimos la visita a los salares de Moray.

DSCN7612

Un servidor en la ciudadela de Ollantaytambo, algo cansado, mucho sol y poco gorro, o poco gorro y mucha cabeza.

DSCN7622

Moray.

DSCN7630

Salar de Moray.

Y al día siguiente desde Cuzco visitamos, también en bus local, el maravilloso yacimiento de Pisac, toda una sorpresa, es un conjunto de ruinas y caminos incas encaramados a una bonita montaña desde donde se ve un precioso paisaje, recorrerlo supone cerca de unas dos horas y merece la pena, a mi me encantaron los caminos incas, de hecho ya me he prometido a mi mismo que haré en el futuro un buen trekking por el Valle Sagrado, sea el Camino Inca (Capac Ñan) o no. Por cierto que Roberta al volver a Cuzco tuvo como una especie de revelación-fijación gastronómica, quizás efecto rebote de la diarrea,  y redescubrió el pollo asado, se tiro como tres días apasionada por los cuartos de pollo asado, casi lo exaltaba, y yo, pobre de mí, me vi arrastrado irremediablemente.

DSCN7663

Parte del yacimiento de Pisac.

De Cuzco nos fuimos a Arequipa, saliendo así de la altura andina, allá estuvimos un par de días muy de tranqui y ya pensando en la vuelta a Lima. Lo más destacable de Arequipa es el Monasterio de Sta Catalina, un enorme monasterio donde las hijas de las familias ricas de la ciudad se entregaban a la comunión con cristo después de pagar una gran dote en monedas de plata, eso si en apartamentitos individuales y con sirvientas eh!, que te vas tú a creer, debió ser un lugar curioso y lleno de intrigas e historias, como dijo un obispo al visitar el monasterio – ¡Esto es un Babel de mujeres!-.

DSCN7758

El monasterio esta muy restaurado y enfocado al turismo, pero pasamos allí una buena mañana y nos inflamos a echar fotos.

DSCN7759

DSCN7748

DSCN7741

RSCN7778

Foto>Roberta

Y de Arequipa de vuelta a Lima, para ver lo que nos dejamos sin ver, es decir: un par de museos y un par de barrios, y para despedir a Roberta, sí, mi romana se me fue desde Lima hace ya unos días, se volvió a Roma y después marchara a Atenas, a la boda de la sua sorella, Auguri Gulia e Georgos!. Así que fueron días de despedida. Parece ayer cuando apareció en el aeropuerto de Cancún dispuesta a aguantarme durante tres meses. Así que eso, solito que me he quedado de nuevo. Pero sin dramas eh! que tampoco queda mucho para que volvamos a reencontrarnos. Ciao Romana!, hasta luego!

DSCN7821

Plaza de Armas, Lima.

DSCN7461

Semaforo y palomas de Lima.

De la ruidosa y caótica Lima, ciudad que no me gusto mucho, me marche en un sprint busero hasta Puno, a 3800 metros de altura y a orillas del Lago Titicaca, y donde volvió a asaltarme el mal de altura, y desde Puno cruce la frontera y me pase a Bolivia, a Copacabana, también a las orillas del  precioso e intensamente azul Titicaca, allí pensaba quedarme unos días y escribir esta entrada del blog, pero el mal de altura y una serie de factores, entre ellos porque me dio la gana, me vine para La paz, atravesando el altiplano boliviano y El Alto, lugar muy entrañable y especial para mí. Y aquí estoy, sigo con un poco de mal de altura, ya menos, algo cansado de tanto bus desde Lima, y algo despistado con el hecho de volver a viajar de nuevo solo, estoy en pleno duelo y en plena elaboración del nuevo “software viajero” para lo que me queda, para la última parte de Mi Gran Viaje, apenas siete semanas y muchos lugares que recorrer: Sucre, Potosí, Salar de Uyuni, San Pedro de Atacama, en Chile, norte de Argentina, Paraguay, Asunción, Iguazú… y más. Hasta pronto. Ultreia!

(Para una información más detallada sobre transportes, alojamientos, fronteras, gastos y demás consultar la entrada Datos Prácticos del Viaje IV, julio 09)


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 48 seguidores