Sangria espiritual

Namaste!, pues de las tierras de las esculturas guarronas me marche a Delhi de nuevo, alli fui a recoger a Natalia que venia de Espanha para viajar durante cinco meses por la India. Hemos decidido cruzar viajes y compartir unos dias juntos. De Delhi cogimos un tren nocturno hacia el norte y luego otro bus para llegar a Rishikesh, la puerta del Ganges, muy cerquita del Himalaya.
Rishikesh es la meca del turismo espiritual, sobre todo desde que los Beatles estuvieron por aqui en los sesenta. Si en Espanha vendemos sol, playa, sangria y fiesta, los indios venden espiritualidad, mucha espiritualidad. Rishikesh esta a la orilla del Ganges y es un lugar muy agradable y tranquilo, se esta muy agustito aqui. Mola pegarse unos paseillos por el rio y curiosear por aqui y alla, esta llena de sadhus, supuestos gurus y santones, y mucha gente buscando, mucho occidental buscando, o buscandose, o simplemente queriendo estar mejor de lo que estan, supongo. Hay dos zonas diferentes, la parte de abajo es la zona espiritual-new age, donde puedes realizar un monton de cursos distintos: tai chi, yoga de todo tipo, reiki, meditacion, medicina ayurvedica,… en cambio la parte de arriba es netamente mochilera y curiosamente llena de israelies, hay buenos restaurantes y puedes hacer rafting por el Ganges!, las dos zonas estan muy bien. Rishikesh es un buen lugar para estar de tranqui, lamerse las heridas y descansar despues de viajar por esas Indias de diox, a mi me viene un poco grande porque acabo de empezar y lo que me pide el cuerpo, ahora mas que nunca, es movimiento y canha, mucha canha.

   

Lo de la gran cantidad de mochileros israelitas es curioso, hay muchisimos viajando por la India, no son muy abiertos y suelen viajar en grupos. Parece ser que es habitual que al acabar el servicio militar, que dura bastante, se cogen un tiempecillo para mochilear y relajarse, imaginaros como debe ser la mili en Israel, lo que deben ver y sentir, casi como una guerra. De echo estos no buscan espiritualidad, sino relax, diversion y fiesta, es normal.
Algo que me sorprende mucho de cuando viajas solo es como vas estableciendo pequenhas rutinas que te ayudan a estar mas comodo, a tener cierto espacio para ti, es como una necesidad de tener un poco de orden; por ejemplo los momentos de lectura y de escuchar musica antes de dormir, los horarios de las comidas y la siestecilla de rigor (“el yoga espanhol”); en este viaje los domingos se estan imponiendo como el dia del orden, es el dia de descanso, el dia de escribir en el blog, cosa que me sirve de retrospectiva y pequenho diario, y es el dia de llamar a casa para que vean que sigues vivo.
De momento todo va bien a nivel salud, he tenido dos pequenhos contratiempos, realmente anecdotas. Uno ha sido un ataque que he sufrido en mis nalgas, ambas, por parte de un comando de pulgas fuertemente organizado, quizas del Mosar, me dejaron el culo como… (no encuentro la metafora), creo que fue en el autobus hacia Khajuraho, afortunadamente contaba con una cremita antiterrorista en mi botiquin que me ha aliviado; el otro incidente, tambien menor, ha sido un conato de diarrea en Dheli, digo conato porque la OMS dice que para que haya diarrea hace falta tener tres deposiciones liquidas en un mismo dia, y yo tuve dos, con detener la experimentacion gastronomica y volver al arroz, bendito sea!, lo he resuelto, aunque en India siempre hay una diarrea latente, que se dice.
Para completar esta parte escatologica, informal y fresquita, os comento una de las exclusiones que tiene mi seguro de viaje y que tiene mucha miga: Quedan excluidas las siguientes situaciones:”guerras, manifestaciones, movimientos tumultuosos populares, actos de terrorismo, sabotajes y huelgas. La transmutacion del nucleo del atomo, asi como de las radiaciones provocadas por la aceleracion artificial de particulas atomicas. Movimientos teluricos, inundaciones, erupciones volcanicas y, en general los que procedan del desencadenamiento de las fuerzas de la naturaleza…” manda cojones!.
Manhana lunes me separare de Natalia y partire solo hacia Nepal, ella se va al norte, a hacer un trekking a las fuentes del Ganges. Yo desplegare la vela mayor y rumbo a Nepal, en India aun hace calor y en Nepal es el mejor momento para los trekkings antes del frio, todo cuadra. Empiezo por tanto a meterle canha al viaje, que ya apetece, me han hecho falta unos dias para ir aclimatandome, ubicandome y encontrar las flechas amarillas.  
Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Una respuesta to “Sangria espiritual”

  1. Edu Says:

    hola, he leido tu viaje, me alegro que lo estes pasando bien, el 14 de enero voy para bombai y estaré por india unos 45 dias, me esta ilustrando muy bien tus experiencias

    gracias , un saludo de Edu un cordobes de ibiza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: