Los libros de Katmandu

Ya llevo toda una semana en Katmandu, esta era una de las ciudades miticas que queria conocer y de la que habia leido mucha literatura, y bueno, la verdad es que me ha decepcionado un poco, ajustando espectativas como siempre. Si es verdad que es mas tranquila que India y que he podido descansar de los excesos del trekking, pero esperaba mas, es una ciudad que esta saturada por el trafico, el ruido y la contaminacion, y las zonas monumentales estan bien pero me han dejado un poco a medias. Creo que tambien se me ha juntado con un cierto bajon despues de toda la actividad fisica del trekking y que a lo mejor me tenia que haber ido antes, la ciudad se me agoto en seguida.

dscn2151

dscn2153

No he estado solo durante esta semana, Esther, Aitor y Carlo han estado por aqui de camino al Terai y a Holanda. Con Esther estuve explorando la zona de Durbar Square y alrededores, la zona monumental de Katmandu, pactamos pasar del mapa y perdernos, nos costo un poco al principio, pero al final lo conseguimos y estuvimos ratoneando toda una manhana por templos, callejuelas y patios interiores, incluso tuvimos encuentros inquietantes con perros fantasmagoricos, en uno de esos patios interiores Esther decidio que a la vuelta del viaje haria el Camino de Santiago, otra adepta al saco. Con Carlo y Aitor nos cogimos unas bicicletas de montanha y nos fuimos prestos a visitar Bhaktapur, la ciudad mas bonita del Valle de Katmandu, ya la llegada fue una odisea al tener que ir sorteando el demencial trafico, autentico deporte de aventura, me recordo a mi epoca de repartidor de Telepizza, la contaminacion era tremenda y nos compramos unas mascarillas de colores, mucha gente las lleva por la calle. La ciudad de Bhaktapur es bonita pero muy turistica. Lo mejor fue la vuelta a Katmandu, decidimos volver pasando por Boudha, una ciudad con mucha influencia del exilio tibetano y con un templo espectacular, pero lo mas espectacular fue el camino por donde nos metimos, acabamos en una plantacion de patatas y con la bici al hombro, siempre que me junto con estos dos ocurren cosas, da gusto, en la bajada al patatal me pegue un tarascazo con la bici del copon, y es que no hay que frenar con el delantero bajando por una cuesta empinada.

dscn2097

dscn2101

dscn21211

rscn2162

Ya todos juntos, estuvimos explorando la Katmandu nocturna, acabando incluso en locales de dudosa reputacion con dudosas bailarinas femme fatal a lo peli de bolliwood, pero todo muy candido, muy naif, habia grupos de chavalillos arrojando billetes a la pista y grupos de amigas alegrandose la vista con las acrobaticas piruetas de los fibrosos bailarines, lo siento, no tengo fotos del evento. Lo que me gusta mucho de la noche de Katmandu es que hay una gran variedad de locales con musica en directo, con bandas de chavalillos melenudos nepalies que versionean todo el espectro temporal del rock clasico, desde la Janis, el Morrison, los Pink Floyd hasta Nirvana, y lo hacen muy bien, los locales estan muy bien montados, pero hay una pega amigos mios, y no es que en muchos de ellos no sirvan Everest Beer, no, el problema es que los Maoistas han llegado al poder, llevan cien dias en el gobierno, por via democratica eso si, y han impuesto el toque de queda juerguil a las once de la noche, a esa hora comienza la pseudopoliciamilitar a hacer sonar sus silbatos y a agitar sus pedagogicas baras de madera, me cago en el paternalismo de estado!!, asi que todos a su hotelillo de turno a dormir con la miel en los labios. Katmandu es hoy en dia la sombra de lo que fue. Gracias amados mahoistas por ser guardianes y tutores de nuestra salud, yo de momento seguire siendo Mahouista.

dscn2146

Y despues me quede solo, recobrando mi solitudine. Estuve visitando y paseando la ciudad, pero tampoco mucho, he acabado un poco saturado de idolos y templos, y harto del trafico. Aun asi, me gusto mucho la zona de Pashupati, que es la zona principal de cremaciones en el rio Bagmati, es como la Benares y el Ganges de Katmandu, Nepal es mayoritariamente hindu. Estuvo bien y me reencontro con las sensaciones fuertes de las ceremonias mortuorias hindues y el holor a churrasco. Y poco mas, he holgazaneado mucho, he dormido al gusto, he comido dulces alegremente recuperando un poquito de peso, que aunque traia ahorrado de casa durante el trekking perdi bastante, pero tranquilos que sigo hermoso y guapeton, mas guapeton aun si cabe.

dscn2182

Tambien he buscado libros. Recorri durante algunos dias todas las tiendas de libros de segunda mano del Tamel, el barrio-parque tematico para mochileros, buscando un clasico en espanhol que me aderezara el viaje, me encanta buscar libros usados. Fue dificil porque apenas hay libros en espanhol y los pocos que encontre eran rarisimos, yo alucino con lo que la gente lee. Me costo, pero encontre, encontre tres libros en la misma libreria, toma carambola, y se me noto la alegria y el tio de la libreria que encima era duro regateando, me clavo, pero yo gustoso. Los tres libros son de viajes, para mas inri: La vida nueva, de Pamuk; Los premios, de Cortazar y Robinson Crusoe, traducido por Cortazar. Estoy leyendome el de Pamuk, el cual comienza de esta manera “Un dia lei un libro y toda mi vida cambio”.

dscn2118

Siempre que he viajado solo los libros se han convertido en companheros, en lugares donde descansar, desconectar y en ocasiones evadirse. Un libro es como un jardin que se lleva en el bolsillo, en este caso en la mochila. Son viajes en si mismos y acaban entrelazandose con el viaje real, creando curiosas relaciones. Por ejemplo, Rayuela estara vinculado para siempre a mi primer viaje por la India, y asi los encuentros casuales de la Maga y Oliveira por las calles de Paris tienen aromas asiaticos y el Pont des arts me resultaba mas facil imaginarmelo en el Yamuna o en el Ganges; por cierto, cuando decidi leerme de un tiron el libro, saltandome a la torera las normas de lectura puestas por Cortazar, quien lo haya leido me comprendera, perdi el libro, se quedo en el aeropuerto de Delhi mientras yo volaba a casa. En China me lei la primera parte del Quijote y lo asocio a largos e interminables viajes en tren y a habitaciones rancias de hotelucho de Xian. En Tailandia le toco el turno a Cien anhos de soledad, y la saga de los Buendia y Macondo me trasladan visualmente a la playa sonhada en la isla de Kho pha Ngan, a la hamaca en el bungalo, al snorkel en el arrecife de coral y su perfecto chiringuito, con sus cositas ricas, alli aprendi que sin chiringuito no hay paraiso. Y la segunda parte del Quijote viajo por Centroeuropa: Berlin, Praga, Viena, Bratislava y Budapest, sobre todo Budapest, la muerte del hidalgo sobrevino alli, en un parque muy cerca del barrio judio y despues de un largo dia de balneario.

dscn2500

Os dejo con un pequenho pasaje del Bhagavad Guita, libro sagrado del hinduismo, me lo estoy leyendo poco a poco durante el viaje, tiene cosas buenas de filosofia pero tambien es la evidencia clara de porque no se produce en la India una gran matanza de ricos a manos de los miseros.

“Asi pues, empunha la espada de la sabiduria y corta de un solo tajo los lazos de la duda y desconfianza que atan tu mente y tu corazon. Yerguete, !oh principe!, y cumple tu destino.”

Yo de momento empunhare manhana un bus que tras veinticuatro horas de trayecto me dejara en Benares, descartado el Tibet me vuelvo a la India, a ver que tal.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: