El cuento de la caja de cedro

Era se una vez lo que siempre acontecio, lo que esta ocurriendo y lo que no dejara de suceder. Un arquetipo eterno, una espiral que se hace y se deshace.

Y surgio la pregunta, el circulo incompleto, que era como un espejo sin sombras o un hueso de albaricoque desdoblado. Aunque siempre estuvo alli, durmiendo.

Y el/ella no pudo resistirse y decidio salir en busca de la respuesta, de la verdad.

rscn2406

(NOTA: Recuerde el lector que esta leyendo un cuento. Se lo recuerdo por si siente nauseas o mareos ante la obscenidad de leer las palabras verdad o respuesta. Los sintomas son parecidos a cuando se escuchan las palabras libertad, justicia o suenhos, pero esas son palabras de otro cuento, prosigamos…).

Ella/el se echo al camino y recorrio valles, atraveso bosques, vadeo rios, subio montanhas, surco mares y cruzo llanuras muy llanas.

Visito tierras y ciudades que dormian en la memoria.

Interrogo en su camino a peregrinos y renunciantes, frecuento a sabios y nomadas, busco maestros que le dieran respuestas, y no las hallo o no le convencieron.

Leyo todos los libros y se perdio adrede para encontrar, pero no encontraba.

Visito monasterios legendarios en lugares legendarios y estudio viejos escritos en lenguas olvidadas.

Indago y buceo en el sufismo, en el tao, en el budismo, en el islam, en el hinduismo, en el cristianismo, y en todo aquello en lo que intuia respuestas y acababa en ismo, pero nada.

Hasta leyo y escucho a muchos gurus dudosos, de esos que predican filosofias repletas de energias y espiritualidad pero que te dejan incompleto, carente.

Probo la ayahuasca, los tripis, el peyote y fumo hachis hasta hartarse en los altos prados nevados de la Carpetania Ulterior, viajando de este modo hacia geografias que jamas hubiera imaginado…

Y busco, busco y busco…

Y viajo, viajo y viajo…

Y un buen dia, arribo al lugar, a un templo perdido en mitad de un desierto recondito y sin nombre, el templo de la verdad (tachan! tachan!). Nuestr@ protagonista entro en el templo y encontro presidiendo su interior una pequenha caja de cedro del Libano, estaba decorada con hermosas espirales que se hacian y deshacian, era la caja de la verdad, su receptaculo primigenio, y la abrio… (TACHAN!!) y se quedo estupefacto, boquiabierto, patidifuso, ojoplatico, bloqueado, sin habla… y pasado un buen rato comenzo a reir, reir y reir… la caja estaba vacia!… y siguio riendo, y no pudo parar de reir mientras comenzaba a deshacer alegremente el camino hecho…

dscn3741

(Vale, la caja no es de cedro, ni esta decorada con hermosas espirales, ni se encuentra en el interior de un templo, sino en un puesto callejero de Chinatown en Bangkok, pero esta vacia y sirve para ilustrar, que se dice, seguimos…)

Y comprendio que no hay un codigo secreto que descifre la vida, ni existe eso que llaman iluminacion, como diria Di Stefano “la vida es la vida, che”, un espectaculo infinitamente mas sobrecogedor que cualquier enigma de folletin transcendental. Asi que devuelto a lo cotidiano, y sin pregunta o enigma que resolver, se dio cuenta de que ahora tenia que empezar a vaciarse de la pregunta, porque no hay respuesta, que ahora tocaba vivir sin intermediarios y conquistar la serenidad del ninho. Aunque un ninho diferente, un ninho que recorrio valles, atraveso bosques, vadeo rios, subio montanhas…

dscn1926

(NOTA FINAL: No confunda el lector este cuento con el viaje que nos ocupa, no tiene nada que ver, ni tuvo, ni lo tendra. Quizas sea el reflejo subjetivo de un viaje pasado, o de un viejo cuento adolescente que visita el presente para terminar de explicarse. O quizas sea fruto de una conversacion nocturna en la playa de Kudle, a las orillas del Indico, entre ron y ron, y rodeados de musica y musicos. Quizas.

FINE

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

2 comentarios to “El cuento de la caja de cedro”

  1. anita Says:

    Hola Chache!!!!! como estas?? muxas gracias escuche tu mensaje me hizo muchissima ilusión…. Barcelona nos ha encantado.
    Bueno un BESAZO ya te mandare un imal.
    TE QUIERO!!!!

  2. marta Says:

    querida laila me gusta saber que escribiste algo tan bueno que nos identifica. soy Marta Daitter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: