Otra ciudad, otro país…

Nicaragua tiene un gran lago interior, el Lago de Nicaragua, y en el interior de ese lago hay dos volcanes que en su día juntaron sus erupciones de lava para formar la onírica Isla de Ometepe, un perfecto ecosistema para kingkones y pueblos caníbales que está plagado de colibrís nocturnos con la panza llena de luciérnagas, lastima que estos colibrís no sean transparentes y que nada de esto sea verdad, lo de los volcanes sí.

DSCN6878

DSCN6869

En la isla de los colibrís sin luciérnagas en la panza nos quedamos un par de noches muy muy de tranqui, y una de esas noches conocimos a Antonio y a Michele, los dos de la tierra de Roberta. Michele es terrateniente en la isla y en su tiempo libre cocina tortellini, tuvimos la suerte de probarlos, y Antonio acaba de empezar Su Gran Viaje, apenas un mes y pico, pero lleno de intensidad, y lo que le queda, y tiene un blog de viaje http://pallamondo.wordpress.com/, con él tuvimos una de esas buenas y nutrientes tertulias viajeras en la que predomino el tema berlusconiano versus Italia, tema omnipresente en este viaje, y los tiempos históricos que vivimos y los que se nos avecinan, otro tema protagonista en este viaje, y es que el ambiente mundial esta eléctrico y cambiante, y la gente empieza a percibir la corriente de aire de la puerta entreabierta…

DSCN6478

Foto-Roberta

DSCN6883

La tormenta se avecina, y parece que quiere limpiar el aire cargado y denso… en la Isla de Ometepe

Y de la isla de las luciérnagas al autobús y dirección sur, que es lo nuestro, el movimiento, en este caso el destino era San José, otra ciudad y otro país, esta vez Costa Rica, un país sin ejército y con olor gringo. En el autobús nos pusieron una película de chiguaguas karatecas que hablaban y disfrutamos de la erótica de los asientos de skay, y de los paisajes verdes que se movían hacia atrás. En San José paseamos enterito el centro de la ciudad, apurando las calles, unas calles llenas de mujeres embutidas en modelos de telenovela venezolana y que hacían equilibrios para no caerse de los altísimos tacones, sin pájaros, esta vez. San José es una ciudad de arquitectura extraña y urbana, y eso me gusto, me refresco de tanto colorín colonial, volví a los grises y a la variedad. Nos gusto mucho la iglesia de la Merced, tenia algo de Tolkien y su “Señor de los anillos”, esta construida sobre columnas estrechas, metálicas y decoradas con flores, y cada una de ellas era distinta.

DSCN6484

Iglesia de la Merced. Foto-Roberta

Y vuelta a la carretera, a otro autobús, ahora rumbo a Ciudad de Panamá, pero antes de hablar de Panamá quiero aclararos algo: Desde México cambie el concepto de viaje, bueno, realmente este concepto no para de cambiar, yo me dedico a intentar interpretarlo y adecuarme a el, pero si es verdad que allí hubo un punto de inflexión, allí decidí que por ganas, dinero y tiempo iba a viajar mas selectivo y ligero, me explico: en Asia viajaba muy lento, quería fluir, o lo intentaba, y me gustaba abandonarme un poco, así que le dedicaba mucho tiempo a los lugares, incluso a los que no me atraian mucho, realmente en Asia el lugar era lo de menos, eso era lo que queria en ese momento. Con la llegada a México me di cuenta de que quería ir más rápido y selectivo con los lugares, el viaje ya no era sine die, si viajara en América al ritmo asiático llegaría a la Patagonia en el 2012 o a saber. Así, los países que atravesare en mi itinerario hacia Ushuaia los he dividido en “países de tránsito” y “países de estancia”, en los “de transito” estaré poco y de paso, y en los “de estancia” estaré más porque me interesan más o porque me da la gana, que es lo que importa. De este modo en Centroamérica nos centramos (je!) en Guatemala y Nicaragua, y el resto eran países de tránsito, sobre todo Costa Rica y Panamá, hacia Sudamérica, allí haré lo mismo, e incluso en los países que quiero estar más tiempo procurare ver solo lo que más me interesa, el viaje ya no esta para dulces derivas y florituras superfluas, ni yo tampoco. Así que por eso la velocidad y el movimiento, una velocidad y un movimiento que os tengo que confesar que me encantan, me gusta ese sabor especial de las paradas de autobús en mitad de ninguna parte, la electricidad del paisaje que se queda atrás, percibir con mi cansancio el roce de la geografía que se agota, a saber ¿por qué?…

DSCN7064

Sigo. Y llegamos a otro país y a otra ciudad, llegamos a Ciudad de Panamá o Panamá City, la ciudad del Canal. Allí nos alojamos en un precioso y decadente hotel del casco viejo, un hotel que alojó en su día, a principios del siglo XX, a trabajadores de la faraónica obra del Canal interoceánico. Allí, en el hotel, a Roberta le dio un punto, un acceso laboral particulare, como lleva mucho tiempo sin trabajar, es restauradora, se puso a hurgar compulsivamente con un imperdible en la pared de la habitación durante un largo rato, justo detras de la cama, porque decía que se veía que debajo de la pintura desconchada había algo, y no encontró un fresco romano, cosa que hubiera sido el notición del siglo y hubiera cambiado toda la historia de la humanidad, pero si encontró un falso papel pintado de esos estridentes y floridos, de los que no dejan descansar la mente, después de eso se quedo más tranquila y allá dejó para las próximas generaciones mochileras un hermosote desconchon colorao. Cosas de la Roberta.

DSCN6488

¿Y esta foto quién la ha echado?, en un mercado de San José. Foto-?

En Ciudad de Panamá recorrimos la parte antigua, su arquitectura es colonial y esta enclavada en una pequeña peninsula rocosa frente a la Panamá nueva y emergente de los grandes rascacielos de hormigón playero. Y en pleno centro de la ciudad frecuentamos el Café Coca Cola, es un bareto muy español de comidas baratas y caseras donde se estaba muy a gusto, y ej que, como me dijo acertadamente Roberta, mientras comíamos una jugosa hamburguesa, “saliste de viaje buscando lo distinto y lo nuevo, y vuelves buscando lo familiar y cotidiano”, y es verdad, cosas de los viajes y cosas mías.

DSCN6520

La nueva Ciudad de Panamá vista desde la antigua. Foto-Roberta

También fuimos a ver el Canal de Panamá, bueno un tramo de él, estuvo bien la visita, el Canal tiene una longitud de 80km y tres juegos de exclusas que como ascensores suben y bajan los barcos entre los dos océanos, el Pacífico y el Atlántico, superando así la estrecha franja de tierra continental. Se estima que con la perforación realizada para construir el Canal se hubiera podido realizar un agujero que atravesara nuestro planeta de un lado a otro, y sobraría. Durante la realización de esta descomunal obra murieron miles y miles de trabajadores de todas las nacionalidades, entre ellos muchos españoles e italianos, debido a las lamentables condiciones de trabajo, ahora en los museos de Panamá les llaman héroes, y nadie habla de explotación, cosas de quien escribe la historia.

DSCN6511

Exclusa de Miraflores, Canal de Panamá. Foto-Roberta

Y por fin llegamos al final del embudo centroamericano, un embudo con tapón terrestre, el mítico “Tapón del Darién”, lugar gordiano-mochilero, una extensa franja de selva en la frontera entre Panamá y Colombia que frena en seco la carretera Panamericana, la cual arranca desde Gringoladia y que en gran parte hemos recorrido hasta ahora. La selva del Darién se puede atravesar por tierra, pero no es recomendable por las malas condiciones del recorrido y porque es muy peligroso, en toda esta zona fronteriza están muy presentes los narcos, y no es plan. Así, que desde Panamá City hay tres opciones para alcanzar Colombia sorteando el “Tapón del Darién” y no morir en el intento: 1) Un vuelo directo a Cartagena de Indias (Colombia), la opción más cara, cómoda y rápida. 2) Coger un barco privado, tipo crucerito, desde Colón, en el Caribe, hasta Cartagena, pasando por las paradisíacas islas de San Blas, esta es la opción que requiere más tiempo, la más hedonista y no es la más barata, pero asequible, y 3), la nuestra, la mas barata, incomoda y cañera: coger una avioneta desde Panamá City hasta el pueblo mas cercano a la frontera colombiana por la costa caribeña (Ver entrada Datos Prácticos  del Viaje III y IV) y desde allí enlazar varias lanchas para pasar la frontera por el litoral y llegar a Turbo, ya al otro lado del embudo, en Colombia, en Sudamérica.

DSCN6541

El Caribe del “Tapón del Darién”. Foto-Roberta

Sortear el “Tapón del Darién” nos llevo dos días. La avioneta desde Panamá nos dejo en Tubuala, que es una pista de avionetas y un embarcadero techado al lado de un lago, y ya. Desde la avioneta se veían los dos oceanos y la estrecha franja de tierra que es Panamá. Al llegar a Tubuala había gente, sobre todo población indígena, pero poco a poco se fueron marchando en sus canoas y nos quedamos solos Roberta, yo, el embarcadero y la pista, en mitad de ninguna parte y flipando un poco, faltaban tres horas para que saliera la lancha hacia la frontera, tiempo suficiente para que nos acribillaran los mosquitos y para que Roberta me ganara al chinchón con un chinchón, y encima no teníamos comida y agua, afortunadamente un lugareño-curandero que paso por allí, y que le pregunto a Roberta que si estaba libre de compromiso ¿!, nos regalo unos mangos con los que saciar la sed y el hambre. Después pillamos la lancha y nos llevo a Puerto Obaldia, al último pueblo Panameño, el paisaje durante el viaje en lancha fue precioso aunque nuestras nalgas sufrieron la horita de olas, y eso que el mar estaba tranquilo. En Puerto Obaldia sellamos pasaportes y otra lancha a Capurganá, el primer pueblo de Colombia, y un tesorito escondido, es un pueblo caribeño precioso que invitaba a quedarse, y así hicimos porque la lancha a Turbo salía al día siguiente.

DSCN6986

El embarcadero de Tubuala, y ya.

DSCN6989

Partidita de chinchón en mitad de ninguna parte.

RSCN6534

Foto-Roberta

DSCN6984

DSCN6993

En la lancha a Turbo.

Y al llegar a Colombia, a Sudamérica, y despues de besar el suelo, seguimos nuestra propia inercia de movimiento viajero, ¿para que parar?, y cogimos un “autobús criminal” más un “minibús congelador” que nos llevo maltrechos y agotados, y con el culo cuadrado, a la mítica y hermosa ciudad de Cartagena de Indias, perla del Caribe y ambición de piratas. Allí paramos, e intentamos descansar, digo intentamos porque el calor era agobiante, se dormía muy mal por la temperatura. Y visitamos despacito la ciudad, para no cansarnos, y nos gusto, ¿a quien no le puede gustar Cartagena?, pero si es verdad que es un poco ciudad-museo, muy turística e irreal, el centro esta muy cuidado pero los barrios populares de alrededor estan abandonados, da pena y canta, canta esa America que crea guetos para ricos y turistas, esos blanquitos que van del coche a casa y de casa al coche y de ahí al centro comercial o yo que sé, esa segregación espacial del pobre, que están allí fuera ardiendo, abandonados y sospechosos de la violencia, que en muchos casos es lo único que les queda. Otra vez el miedo. El miedo del rico al pobre, perfecta excusa para la segregación. Y eso, Cartagena muy bonita con sus balcones y tal, ah! y había que pagar en todas las iglesias para verlas, una actitud muy poco cristiana, aunque como decía aquel:”Serán católicos, pero no son cristianos”.

DSCN6546

Cartagena de Indias. Foto-Roberta

DSCN6558

Foto-Roberta

DSCN6554

Foto-Roberta

Ya ralentizados y cartageneados, nos fuimos a Caracas, en un autobús-congelador, 19º constantes durante 23h, la gente estaba en el bus con guantes de lana, gorros y mantas, y todo ello atravesando un precioso paisaje Caribeño, demencial… El objetivo de este gran salto de país a país es Joaquín, un objetivo amigable, y es que este gran amigo de toda la vida y compañero de muchas aventuras y desventura vitales, y lo que nos queda, se decidió, y se atrevió, a venirse un mes para viajar con nosotros y compartir este Mi Gran Viaje, nos hemos juntado en Caracas y viajaremos juntos por Venezuela y quizás un poco de Colombia. Ha estado guay reencontrarnos, y a la vez ha sido muy natural, que viniera Joaquín es como si viniera una porción de casa, y eso está muy bien. Así que a partir de Caracas somos tres en Mi Gran Viaje.

DSCN6659

Este sujeto es Joaquín. Foto-Roberta

RSCN6640

Foto-Roberta

-En Caracas hay de todo, españoles, italianos… y los del arroz, si hombre, los del arroz… ¿como se llaman? ah! chinos y japoneses… Y todos se quedan.-. Esto fue lo que nos contaban unas mujeres sentadas en un parque céntrico de Caracas ayer por la tarde, eran tres: una gallega, una italiana y una caraqueña, muy majas y simpáticas, y preguntonas. Y si, en Caracas hay de todo, una gran ciudad que rompe con las capitales de Centroamérica, mucho más pequeñas. Aquí llevamos tres días, mañana nos vamos a buscar una playita molona en el Caribe donde cargar las pilas los tres, que nos hace falta. En Caracas hemos ratoneado la ciudad, y su museo de arte contemporaneo, y eso, andar, curiosear y reencontrarme con el Joaquín, que ya nos estamos poniendo al día entre cervecita y cervecita. Ah! que se me ha pasado, Joaquín trajo Jamón Serrano, y del Ibérico! y queso manchego semicurado! oe! oe! oe!… lastima que le requisaran la botella de vino en el aeropuerto de Paris.

RSCN6641

Como meros “Alfredos Landa” en vente pá Venezuela Pepe… Solo nos falta dar palmas y cantar Manolo Escobar. No tengo explicación ni justificación para la cara de Joaquín, quizas puede ser por la emoción del reencuentro. Foto-Roberta

DSCN6650

Lamentable, pero real… Foto Roberta

NOTA: Todas las fotos de esta entrada son de Roberta porque mi camara es un hormiguero de virus de medio mundo. Así, que por eso Roberta no sale en las fotos, aunque no aparece está, lo digo por tranquilizar a familiares y amig@s de la romana.

DSCN6592

SEGUNDA NOTA (y definitiva): Finalmente he conseguido mediante piruetas y malabares ciberintermauticos acceder a mis fotos y colgar algunas, parece ser que dependiendo del ciber café y su respectivo sistema antivirus puedo o no puedo acceder a mis fotos,  a ver si seguimos con suerte en el futuro…

(Para una información más detallada de transportes, visados, fronteras, precios, alojamientos y demás, visitad la entrada “Datos Prácticos del Viaje III y IV”, julio 09).

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

10 comentarios to “Otra ciudad, otro país…”

  1. Kar Says:

    Jesús cada vez escribes má bonito! y como vais atravesando todo, hasta en avioneta chunga, vaya tela. Pues a ver si pones fotos foticas también con Joakín, que es como si hubiera pasado al otro lado del espejo! jeje. Pues nada yo voy siguiendo tu Gran Viaje, por aquí ya empezó el verano madrileño, ya tú sabes! Gosar todo eso, cuidado con el pandero en las camionetas, se me cuidan, un abrazo grande por tres, xxx

  2. jss8 Says:

    Hola Carmen! lo de las fotos va a tener que esperar, otra vez los virus estan haciendo de las suyas, es lo que tiene el internet inseguro y promiscuo que practico… Y naa, con el Joaquin tomando cervecillas y deambulando, ahora estamos a la orilla del Orinoco… que guay Madrid en verano, tendre que esperarme al proximo año para disfrutarlo, un besazo y disfruta tu también.

  3. rafita Says:

    Hola hermano!!! ya se empiezan a echar de menos las fotos, despues de pasearme por aqui casi todos los dias haber si las metes, me entero de que empiezas otra vez con los lios de internet… Tambien se echa de menos la llamadita de domingo jajaja osea que haber para cuando eeee. un besazo enorme para los tres y un saludote para el Juakin y haber para cuando repetimos la salida por Madrid los 3

  4. jss8 Says:

    Hola canijo! a ver si llamo pronto, prometido, en lo proximos dias, te aviso por mail antes. y lo de las fotos a ver como lo hago porque tengo la tarjeta lleno de troyanos y gusanos de internet, que cuando conecto la tarjeta en un cibercafe empienzan a sonar todas las alarmas y no dejan de aparecer pantallas de alerta…ya veremos. Ya hemos vuelto a Colombia, estamos en Pamplona. Prometo llamar ya. Besos para todos

  5. Bruge Says:

    ¡¡Se os ha unido Joaquin!! ¡Que bueno! Aunque pensándolo bien, que peligro teneis lo dos juntos por América… como encontreis un Chiscón versión Argentina habrá que ir a sacaros por la fuerza, ajajaj
    muchos besos!

  6. jss8 Says:

    Hola Silvia!! de momento estamos en Bogota, y es viernes, asi que hemos decidido salir de juerga esta noche y quemar las naves, a ver que tal?… Bogota esta siendo toda una sorpresa, es una ciudad muy interesante y lejos de la imagen de inseguridad que tiene fuera, y bonita, muy bonita… Un besazo!

  7. Sara Says:

    Aix! Me dejas sin palabras con toda esta historia tuya del viaje!

    Me alegro muchisimo!

    Sara

  8. Sara Says:

    Alucino cada vez que se como sigue esta historia de tu viaje!

    Me alegro muchisimo Super Jesus!

    Sara

  9. jss8 Says:

    Hola Sara! mira que hace tiempo de Benares y Goa, parece mentira, espero que todo te vaya bien, un besazo!…

  10. albertespinola Says:

    Bonitas fotos… grande Costa rica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: