Un año viajando

La Paz es caótica pero amigable, sobre todo por su gente, siempre tranquila y educada. La ciudad se encuentra en el fondo de una inmensa hondonada intentando así arañar un poco de oxigeno al altiplano boliviano, aun así esta a 3600 metros de altitud y esto se deja notar al subir sus empinadas calles. Toda la falda de esa gran hondonada esta repleta de grandes barriadas muy humildes que como en todas las grandes ciudades latinoamericanas se asoman al centro económico donde corre la plata. Estuve tres días en La paz: uno para escribir, otro para pasearla y el tercero para visitar los restos de la ciudad de Tiwanaku (1500 ac-1200 dc), la que fuera el centro de una importante cultura considerada por su antigüedad la madre de las civilizaciones americanas.

DSCN7258

Tiwanaku

DSCN7261

Y tras La Paz me fui a Sucre, la capital histórica de Bolivia. Sucre esta llena de arquitectura colonial blanca y descafeinada, y mi llegada coincidió con las marchas en honor a la virgen que son en el fondo un carnaval encubierto. En Sucre estuve casi de paso, no me hizo tilín, allí me aloje en una cómoda habitación con duchita caliente y TV con cable, y ej que durante este nuevo ciclo del viaje he decidido mimarme un poquito más tanto en alojamientos como en transportes, así que de aquí hasta el final levantare un poco el pie de acelerador de las pelas, que me lo he ganado después de tanta austeridad monacal-mochilera.

RSCN7267

Después de Sucre marche a Potosí, ciudad a más de 4000 metros de altitud y al pie del “Cerro Rico”, lugar mítico en el imaginario colectivo español, la gran mina de plata de la América colonial, y es que ya se sabe, ¡vale un Potosí!. Galeano en “Las venas abiertas de América Latina” cuenta que Potosí fue la “vena yugular del Virreinato, manantial de la plata de América, Potosí contaba con 120000 habitantes según el censo de 1573… La misma población que Londres y más habitantes que Sevilla, Madrid, Roma o Paris… A comienzos del siglo XVII, ya la ciudad contaba con treinta y seis iglesias espléndidamente ornamentadas, otras tantas casas de juego y catorce escuelas de baile. Los salones, los teatros y los tablados para las fiestas lucían riquísimos tapices, cortinajes, blasones y obras de orfebrería; de los balcones de las casas colgaban damascos coloridos y lamas de oro y plata. Las sedas y los tejidos venían de Granada, Flandes y Calabria; los sombreros de París y Londres; los diamantes de Ceylán; las piedras preciosas de la India; las perlas de Panamá; las medias de Nápoles; los cristales de Venecia; las alfombras de Persia; los perfumes de Arabia y la porcelana de China. Las damas brillaban de pedrería, diamantes y rubíes y perlas, y los caballeros ostentaban finísimos paños bordados de Holanda. A la lidia de toros seguían los juegos de sortija y nunca faltaban los duelos al estilo medieval, lances del amor y del orgullo, con cascos de hierro empedrados de esmeraldas y de vistosos plumajes, sillas y estribos de filigranas de oro, espadas de Toledo y potros chilenos enjaezados a todo lujo”.

DSCN7299

El Cerro Rico, abajo la ciudad de Potosí.

Potosí alimento de plata el mercantilismo europeo, el germen del capitalismo actual, hasta que el siglo XVIII marco el final de “la economía de la plata que tuvo su centro en Potosí; sin embargo, en la época de la independencia, todavía la población del territorio que hoy comprende Bolivia era superior a la que habitaba lo que hoy es la Argentina. Siglo y medio después, la población boliviana es casi seis veces menor que la población argentina… Potosí tiene ahora tres veces menos habitantes que hace cuatro siglos”.

“Aquella sociedad potosina, enferma de ostentación y despilfarro sólo dejo a Bolivia la vaga memoria de sus esplendores, las ruinas de sus iglesias y palacios, y ocho millones de cadáveres de indios”.

“En nuestros días, Potosí es una pobre ciudad de la pobre Bolivia: “La ciudad que más ha dado al mundo y la que menos tiene”… Esta ciudad condenada a la nostalgia, atormentada por la miseria y el frío, es todavía una herida abierta del sistema colonial en América: una acusación. El mundo tendría que empezar por pedirle disculpas”.

Para el viajero observador, y buen husmeador, Potosí aun guarda muchos tesoros en sus calles y fachadas, se advierte el fantasma de ese pasado glorioso y pujante. Calles llenas de historia bajo la mirada del Cerro Rico destripado y agujereado. A mi me gusto mucho Potosí por si misma y por lo que fue, es todo un museo viviente de la historia latinoamericana que merece ser visitado. A parte, en Potosí viví una de las experiencias más especiales de todo mi viaje, fue la visita que realice a las entrañas del Cerro Rico, a las míticas minas de plata de Potosí.

DSCN7274

Con Oscar en la entrada de la mina La Candelaria.

La visita a Cerro Rico la realice con una agencia y guiado por Oscar, minero de Cerro Rico, era el único turista aquel día así que la visite solo junto a Oscar. Para la visita me proporcionaron ropa, calzado y un casco de minero, con su luz y todo, y me hicieron firmar un papel en el que se quitaban de toda responsabilidad en caso de accidente, hay que decir que la visita a las minas de Potosí entraña bastante riesgo debido a que visitas minas que aun siguen en explotación por lo que puede haber accidentes por derrumbes o explosiones, y la verdad es que cierto, y bastante acojonante si lo piensas dos veces y estas dentro de la mina.

El día de la visita fue un domingo, así que no había nadie trabajando en la mina, cosa que quita vistosidad pero ganas en seguridad, la mina que visitamos fue La Candelaria. La visita comenzó en el mercado que se encuentra en pleno barrio minero y que por ser domingo estaba lleno de mineros tomando, la mayoría borrachísimos, Oscar me advirtió que debía desayunar fuerte para la visita y me enseño una típica tienda donde los mineros compran sus cosas para el trabajo, incluido los explosivos, de hecho Oscar me ofreció que si quería podía comprar algunos cartuchos de explosivos que podríamos hacer explotar, yo decline educadamente la invitación, también me mostró el alcohol que toman los mineros diariamente, alcohol puro, también me ofreció y también decline, él se reía, lo que si hice fue comprarme una bolsa de hojas de coca, quería probarlas y aprender a mascarlas, los mineros consumen gran cantidad de hojas de coca al cabo del día, es un estimulante que les ayuda en el trabajo, como nuestro café, mascarlas les ayuda a sobrellevar el duro esfuerzo y les quita el hambre, solo realizan un desayuno fuerte previo al trabajo y hasta el final de la jornada no vuelven a comer, además acentúa el efecto del alcohol que toman, la triste realidad es que la gran mayoría de mineros trabajan narcotizados completamente, y enciman cuando libran le siguen dando al tema, el alcoholismo es la  triste consecuencia fruto de las durisimas condiciones laborales que soportan estos trabajadores, este drama también se traslada a sus familias, el maltrato esta a la orden del día, así como el trabajo infantil, hay muchos niños  de 14 o 15 años arañando la poca plata que queda en las entrañas del Cerro Rico. La explotación de la mina se hace a través de una coperativa de la que participan todos los mineros, pero por lo que me han contado de coperativa solo tiene el nombre.

DSCN7290

Entrada a la mina La Candelaria

La visita duro unas cuantas horas, descendimos por estrechos túneles a distintos niveles de la mina, yo al final perdí la noción de si subíamos o bajábamos, y os tengo que reconocer que pase un poco de miedo, no es una experiencia recomendable para claustrofóbicos. Oscar me iba comentando todo lo relacionado con el trabajo en la mina y enseñándome las zonas de explotación así como los distintos minerales que nos encontrábamos, entre ellos amianto, altamente cancerigeno, y también había gran cantidad de aguas acidas por todos lados. Encontramos algunas vetas de plata y Oscar me regalo un par de pedacitos de ella. El ambiente era sofocante a ratos y frío a otros, te costaba mucho respirar, y habia mucho polvo, yo además por mi altura tenia que caminar todo el tiempo encogido, los túneles son estrechos y muy bajos, así que acabe agotado por la falta de oxigeno y por la sobrecarga muscular de caminar varias horas encogido. Pensad además que si a 4000 metros de altura el oxigeno falta imaginaros si además te metes en una mina. Las condiciones de seguridad son lamentables en la mina, hay gruesos cables de alta tensión colgando por todos los lados mientras el suelo esta encharcado en muchos tramos, además hay todo un caos de precarios travesaños de madera para sostener los túneles, de hecho hay muchos accidentes y muertos en la mina, yo le pregunte a Oscar y este me dijo que hasta la fecha había habido 40 muerto ese año, -¡40!- exclame yo, -sí, no son muchos, somos 5000 mineros en Potosí- me respondió riéndose un poco de mi reacción.

Algo curioso que me contó Oscar es que según las creencias de los mineros en la mina no entran ni dios, ni la virgen ni los santos. No están allá ni rigen dentro, no tienen poder en la mina, esto rompería con la omnipresencia y omnipotencia del supuesto creador. Para los mineros en la mina solo están la Pachamama (diosa prehispánica de la tierra) y el Tío de la Montaña (una encarnación del diablo). La Pachamama te protege y el Tío de la Montaña te da el mineral, si él quiere, o te quita la vida, si él quiere. Y según dicen, el acto de extraer mineral de la montaña es la fornicación metafórica entre la Pachamama y el Tío de la Montaña. Tienen un montón de distintos rituales dedicados a estas deidades, entre ellas sacrificar una llama con cuya sangre embadurnan la entrada a las minas y tirar el primer trago de alcohol puro a la tierra, como ofrenda a la Pachamama.

DSCN7284

El Tío de la Montaña representado en el interior de la mina La Candelaria

Y después de la inolvidable experiencia en las entrañas de Potosí me marche en una cafetera con ruedas, y por caminos de tierra entre parajes lunares, hasta la pequeña ciudad de Uyuni, ciudad que se encuentra en un rinconcito de Bolivia y en mitad de ninguna parte. Nada más llegar a Uyuni me fui rapido a ver su famoso cementerio de trenes, una vía de tren que acaba en mitad del desierto y en el que abandonaron un sinfín de locomotoras y vagones de otras épocas, es un lugar muy evocador. Yo fui a verlo al atardecer, andando y solo, y a la vuelta lo pase mal, se me hizo medio de noche, el cementerio esta en las afueras, así que volví en la penumbra y rodeado de bastantes perros callejeros que rondan por los arrabales, yo tengo miedo a los perros así que fue un momento bastante tenso para mi, decidí caminar dirección a la ciudad y mirar al suelo todo el tiempo, y no pensar en nada más, llegue atacao, pero no me atacaron por más que me ladraban…

DSCN7309

El cementerio de trenes de Uyuni

DSCN7310

Desde Uyuni cogí un tour de tres días hasta San Pedro de Atacama (Chile). Con un todo terreno recorrimos el Salar de Uyuni, el salar más grande del mundo, y también las lagunas altiplánicas bolivianas que hay entre el salar y San Pedro de Atacama. Y fue alucinante, de lo mejor del viaje, el Salar espectacular, cosa esperable, pero yo sobre todo alucine con los paisajes de mil colores de las lagunas altiplanicas, un paisaje desértico de volcanes, géisers, flamencos rosados y lagunas de colores a más de 4000 metros de altura, mágico, de otro mundo, solo faltaban los dinosaurios paseando. En el tour éramos siete más Octavio, nuestro guía-conductor-cocinero-y lo que hiciera falta, un tío muy majete aunque sordo como una tapia, le preguntabas cualquier cosa gritando y te respondía otra – ¡Octavio! ¡¿Esa montaña es un volcán?!- y él te respondia -¡faltan 10 minutos!- y todos nos descojonábamos, también tenia algo de maestro zen, siempre hablaba con pocas palabras y conciso, una vez nos dijo – Esa montaña se llama ???, y esa otra ???- entonces se giro y nos miro solemne, y levantando el dedo índice afirmo rotundo -Porque cada montaña tiene su nombre- mágico silencio y todos flipando. Además la convivencia con mis compañeros de viaje fue muy buena, fueron tres días estupendos. De lo mejor del viaje.

DSCN7341

El Salar de Uyuni

DSCN7338

Isla del pescado, en mitad del Salar de Uyuni. Con cactus milenarios que pueden alcanzar los diez metros de altura.

RSCN7356

DSCN7361

El arbol de piedra

DSCN7365

La Laguna Colorada

DSCN7391

La Laguna Verde

DSCN7374

Los géisers

DSCN7377

DSCN7348

Mis compañeros de tour, de izquierda a derecha: Felipe (Brasil), Cata (Chile), Andrey (Francia), Rocio (Chile) y las Anas (Polonia), agachado esta Octavio (Maestro Zen Boliviano).

La carretera que une la frontera boliviana con San Pedro de Atacama, en Chile, es algo más que una carretera, es el paso a otro mundo, a otra América, una América más rica y confortable, y para mí, en cierto modo, ha sido como el paso a Europa, Argentina y Chile son muy europeas y uno se siente como en casa. San Pedro de Atacama fue un lugar tonificante donde descanse durante un par de días, allí compartí habitación en el Hostel con “mis adolescentes chilenas favoritas”, con Rocío y Cata, ¡vaya pareja!, como había fiestas se iban de “carrete” y volvían a las tantas de la madrugadas “piripis” (vamos a decir eufemísticamente), así que me despertaban y me daban la murga. Me he reído mucho con ellas sobre todo cuando se reían de mi, son muy majas, ya hemos quedado para vernos en Santiago y que me lleven de cervezas.  Desde San Pedro también visite en tour el bonito Valle de la Luna, desde donde contemple un espectacular atardecer de tonos rojos y violetas sobre el desierto.

DSCN7401

Y de San Pedro de Atacama me pase a Argentina, patria del Ché, Borges, Cortazar y Maradona, habitantes insignes de mi imaginario personal, es un país que tenia muchas ganas de conocer, y en el cual ahora me encuentro. Así que salte en bus desde un lado a otro de los Andes dejando atrás “la espina dorsal sudamericana” que habia seguido desde Venezuela, el autobús atravesó una zona preciosa de cerros de colores y llegue hasta Salta, y desde allí me descolgué por el norte de Argentina hasta Asunción, capital de Paraguay, este viaje lo hice con Jesús, un puertorriqueño que conocí en Salta y que trabaja en Paraguay, es el primer Jesús negro que he conocido, venia de marcarse un viaje por tierra desde Caracas en solo tres semanas! . Y también durante este trayecto en autobús ví algo excepcional, algo de lo que había leído mucho pero que nunca había contemplado, ví “el rayo verde”, un fenomeno lumínico que ocurre raramente al atardecer y que tuve la suerte de ver desde la ventanilla de mi autobús.

DSCN7419

El rayo verde…

DSCN7426

Con luna y todo…

RSCN7418

Los Jesuses.

Asunción no tiene mucho que ver ni hacer, a parte de sorber un “terere” en un parque del centro y darle un paseo para satisfacer la curiosidad de conocerla. Solo estuve dos noches en Paraguay, fue solo una tapita del país, una noche en Asunción y la otra en Encarnación, a la cual llegue atravesando los llanos paisajes paraguayos llenos de grandes fincas ganaderas. La verdad es que me esperaba un país muy pobre, en las macrocifras Paraguay es el país más pobre de Sudamérica, aun así a mi no me pareció más pobre que Perú o Bolivia, e incluso la sensación que ví en sus calles y pueblos fue más positiva que en esos países. A veces confundimos el PIB con el bienestar, y no es lo mismo, véase India. En Encarnación visite por la mañana las ruinas de las misiones jesuíticas de Trinidad y Jesús, en esta visita conocí a José, un bombero de La Coruña muy viajado que esta recorriendo Bolivia y Paraguay, con el me tome unas birras con muy buena conversación antes de volver a Encarnación, y entre que si esta la pago yo y esta la pagas tu y tal y cual, y la falta de costumbre, pues yo me puse pedete, así que pase la frontera argentina digamos borracho, menos mal que aun no les ha dado por poner control de alcoholemia en las fronteras, si no no paso.

DSCN7456

DSCN7441

DSCN7440

Trinidad

DSCN7457

Jesús

DSCN7460

y José

Desde el lado Argentino, Posadas, tome un autobús hasta Puerto Iguazú, ciudad desde donde se visitan las famosas Cataratas de Iguazú, las cataratas más grandes del planeta y uno de esos lugares que siempre quise conocer. Un lugar espectacular, una pasada, es el sitio que conozco donde más se siente la fuerza y el poder la naturaleza, te hace sentir pequeñito pequeñito, -demasiado poderoso- decía una chica para si mientras las contemplaba. Además el entorno es precioso, las cataratas están en mitad de la selva, lo que le da más exhuberancia al gran espectáculo hipnótico de agua que son las Cataratas de Iguazú.

DSCN7544

DSCN7549

DSCN7481

DSCN7516

Y de Iguazú a Buenos Aires tras veinte horas de carretera y paisajes pampeños llenos de fincas ganaderas, da gusto ver a las vacas tan sanotas y libres, no me extraña que luego estén tan ricas. Y aquí estoy, justo un año después de haber iniciado este enorme viaje, parece ayer cuando aquel 28 de septiembre del 2008  salía muy de mañana de casa de mis padres en Coslada con la idea de hacer un viaje sine die y hacia oriente, casi naa, aunque ahora le podríamos llamar de diferentes maneras, el viaje evolucionó de sine die a una vuelta al mundo, a una ruta transamericana, a tres meses en la India, a un Camino de Santiago planetario con sorpresa italiana, a un año viajando…

Yo siempre me había preguntado ¿que se siente después de viajar un año de manera ininterrumpida? y ya puedo responder a esa pregunta o al menos ya tengo mi respuesta. Mi estado actual se podría definir con tres palabras: contento, satisfecho y cansado. Contento por todo lo vivido y sentido; satisfecho al contemplar lo transitado y por haber hecho lo que tenia que hacer, por estar en el rumbo; y cansado porque nada es gratis y todo tiene su ciclo, y el ciclo de Mi GranViaje se está cerrando, mi cuerpo y mi mente me piden otras cosas, otros alimentos, y ya miran a la siguiente flecha amarilla, igual que antes del viaje miraban hacia oriente y sine die…

DSCN7665

Foto>Roberta

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

9 comentarios to “Un año viajando”

  1. Jere y Gemma Says:

    Buenas Jesus!!!

    Somos Jere y Gemma de volanthevist! Que envídia nos das dando vueltas por el mundo todavía! Y ahora en Buenos Aires, que ganas tengo de visitar Argentina!

    Pues nos alegramos mucho que te haya gustado nuestro el vídeo de Roma 🙂 No sabíamos que Roberta era de allí!

    Un abrazo y disfruta de lo que te queda! 😀

  2. anita Says:

    Hola chache!!!un año siguiendote disfrutando de todo lo que escribes,y por fin la cuenta atras 26 dias para verte!!!!! tu cuerpo y tu mente te piden un cocido de mama el domingo 25 de octubre, una flecha amarilla te espera en la puerta de casa.
    UN BESAZO!!!

  3. jss8 Says:

    Joder que sí! un cocidazo de mamá es lo que me hace falta, con mucha verdura además, y luego una siestota en el sillón como dios manda… Un besazo hermana! te veo dentro de poquito…

  4. María Jesús Says:

    Qué pasada…..un año viajando,supongo que aunque tengas ganas de regresar(o no?) te costará un poco volver a adaptarte a estar en un mismo sitio.
    Me ha gustado mucho tu viaje,tus fotos,tus historias……..que tengas feliz regreso,un beso muy fuerte.
    Mariaje.

  5. jss8 Says:

    Hola prima! si si, la cosa es clara, tengo muchas ganas de volver y desde luego va a ser un shock, todo un cambiazo, habra que ir poquito a poquito y sin agobiarse, pero ya tengo ganas de dejar de dar vueltas y disfrutar de lo cotidiano: ver una peli de video tranquilamente en un sillon, tomar cañas con los amigos, cocinar, dormir en tu cama, ropa limpia todos los dias, poder elegir ropa… todos los pequeños placeres de la vida sedentaria que hace mucho que no disfruto, un beso prima!

  6. Adriana Says:

    Buenas!!
    Tio, soy un verdadero desastre… Llevo un año teniendo apuntado en mi lista de cosas pendientes escribirte un mail…desde que Gorkita me contó que habías huido…que por poco ni me entero… y ya ves…nunca encontraba el momento idoneo para hacerlo. Siempre decía: ‘jo, ahora no tengo tiempo de escribir en condiciones, mejor cuando tenga mas tiempo…’ Y así de una a otra vez…como lo mejor es enemigo de lo bueno…ha pasado un año… Pues hoy porfin, domingo a la 1 de la mañana, y con un cansancio de muerte, he decidio que aunque no tenga mucho tiempo, ya es hora de escribirte!!
    Seguramente, despues de todas las vueltas que has dado, ya ni te acuerdes de mi 😦 Cimbreanteeeee

    Me he dedicado a seguir el curso de tu viaje, pero no he querido leer a fondo tus publicaciones, porque no te haces a la idea de la envidia que me das!! Para mí, viajar es un vicio, y por las multiples razones de la vida, este año es el que menos he podido viajar en mucho tiempo.. Pero es una envidia sana, no te preocupes. Y admiracion, porque hay que tener un buen par para hacer lo que has estado haciendo (aunque la mayor parte del tiempo hayas estado acompañado 😉 ) Pero prometo leerlo todo a fondo después del 23 de enero de 2010 (Examen MIR Bufffff)

    Por mi parte, ya soy médico e independizada… fíjate como cambian las cosas en un año!! Pero bueno, de todo ya hablaremos pronto, cuando vuelvas por aqui… con unas cervezas en el Only You!!

    Un besote muy gordo, y buen final de camino!! 🙂
    ADRI

  7. jss8 Says:

    Hola Adriana!! que alegria saber de ti, al capullo del Gorka le mande un mail hace muchos meses pidiendole tu mail y aun ni ha respodido, dale un capon bien fuerte de mi parte, el si que esta huido, dile que es un desgastao…

    Y como puedes decir que si a lo mejor ni me acuerdo de ti, tienes unas cosas… aun tengo la pajarita de plastico-blade runner en la cartera…

    Y me alegro mucho de que ya seas médico, eso si que habra sido un viaje, e independizá eh!, ¡¡¡¡animo con el MIR!!!!, otro viaje…

    Y si, habra tiempo para hablar de viajes, y de too, en el Only You con unas cerves de por medio, o en el Puerto, ya tengo ganas, ya queda poquito, ahora estoy en Valparaiso, en Chile, vengo de recorrer rapidito y de pasada Mendoza y Cordoba en Argentina.

    Gracias por escribir, un besote muy fuerte

  8. DECOmara Says:

    Que buen blog!!!
    Inigualable, sigue asi, que estamos cansados de ver solo fotos.

  9. Catherine Says:

    Que maravilloso viaje!!! gracias por los consejos! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: